Reseñas

RESEÑA: WALTER DOMVILLE Y EL ALUCINANTE TELEVISOR ESPECTRAL

FUN READER

RESEÑA: EL SECRETO DE HIGH ELDERSHAM

ED. RENACIMIENTO

RESEÑA: CUENTOS GÓTICOS

UVE BOOKS

RESEÑA: EL ASPECTO DEL DIABLO

ROCA ED.

RESEÑA: LA RATONERA

VINCES VIVES

RESEÑA: LOS AÑOS LIGEROS

IMPEDIMENTA

domingo, 9 de junio de 2019

FRUITLANDS: ¡Un relato de la autora de "Mujercitas"!


Fruitlands

"—¿A qué parte del trabajo se siente más predispuesto usted? —preguntó la Hermana Hope, con un destello divertido en sus sagaces ojos.  
—Esperaré a que me sea revelado. Ser por encima de hacer, esa es la gran meta a alcanzar, y a ella llegaremos profesando una voluntad resignada, nunca entregándonos a la actividad caprichosa, pues esta última es un obstáculo para todo crecimiento divino —respondió el Hermano Timon.  
—Eso pensaba yo. —La señora Lamb soltó un suspiro bien audible."  
Fragmento de Fruitlands de Louisa May Alcott
Louisa May Alcott, archiconocida por ser la autora de Mujercitas, se convirtió en este pasado año 2018 en uno de mis grandes descubrimientos litetarios. Son varias ya las novelas de la escritora estadounidense que he disfrutado, todos ellos títulos poco conocidos, pero muy brillantes. Hace nada la editorial Impedimenta rescató un relato olvidado, aunque muy revalador de Alcott: Fruitlands. Una experiencia trascendental.

Es imposible hablar de Fruitlands sin ahondar en la vida de la propia Alcott. Fruitlands es un relato autobiográfico muy breve, de apenas cuarenta páginas, que rememora y expone los fallos de la aventura utópica que el padre de la escritora, Amos Bronson Alcott, hizo emprender a toda la familia cuando ella y sus hermanas eran sólo unas niñas. Amos y su amigo Charles Lane, pusieron en marcha la fundación de su propia comuna, un lugar idílico en el campo donde trabajarían para sí mismos, comerían de lo que cultivasen (pura dieta vegana y autosuficiencia) y se verían a salvo de lo peor de la sociedad "moderna", así como disponer de la naturaleza para el desarrollo del pensamiento y de sus ideas pacifistas y educativas. Buscaban convertirse en una suerte de granjeros filósofos, con tiempo para la contemplación y la expansión de la mente. 

Este sueño pronto se desvaneció, antes de cumplirse el año los Alcott abandonaron su Edén terrenal y decidieron poner rumbo a la civilización. Los motivos fueron simples: ninguno tenía experiencia como granjero, sacar adelante una granja y sus cosechas supone mucho trabajo, lo cual reduce el tiempo libre para dedicarse a la filosofía y al trascendentalismo. 

Basándose en su experiencia en aquella comuna (que por parte de Lane, tenía toda la pinta de ir a convertirse en una secta) y cambiando los nombres de sus personajes sin ocultar en quienes se inspiran, Alcott crea un divertido relato que refleja a la perfección y con un gran ojo crítico las vicisitudes a las que tendrán que hacer frente sus protagonistas, los Lamb (los Alcott de la ficción). 

El libro viene acompañado de varios apartados que me han resultado todavía más interesantes que el propio relato. Al principio del libro, se nos ofrece una pequeña, pero muy esclarecedora biografía de la autora, donde destaca el tensón de ella, sus hermanas y su madre por sacar adelante a toda la familia de la pobreza desempeñado toda clase de trabajos, ya que el señor Alcott era un hombre incapaz de dar palo al agua, absorto en sus ideas y demás corrientes filosóficas. A pesar de sus defectos, muchas de sus amistades abrieron a Louisa infinidad de posibilidades a nivel cultural que ayudaron a forjar a la escritora en la que se convirtió. 

Además, nos topamos con fragmentos del diarios de la pequeña Louisa durante el tiempo que estuvieron en la comuna y dos cartas entre su padre y Lane, el cofundador. En su diario, desde un prisma infantil, plasma a la perfección las incongruencias del particular "paraíso" creado por su padre y amigos. Asimismo, vemos como de nuevo son las mujeres las que trabajan a destajo para sacar adelante el sueño de "otros" que se pasan el día inmersos en sus asuntos "intelectuales".


Fruitlands. Una experiencia trascendental de Louisa May Alcott es un divertido relato que nos acerca más a su autora, a la vida de una mujer de su época que, a su vez, no encajaba con los cánones del siglo XIX. Louisa fue una mujer fuerte, luchadora, feminista, abolicionista, independiente y culta que ha sido etiquetada injustamente como una autora cursi, cuando de su obra se desprende todo lo contrario. ¡Mil gracias a Impedimenta por el ejemplar!


Título: Fruitlands. Una experiencia trascendental
Autor: Louisa May Alcott
Traducción por: Consuelo Rubio Alcover
Postfacio: Pilar Adón
Género: Relato
Editorial: Impedimenta
Formato: Papel
Páginas: 128
Precio: 16,95 € (Papel)
ISBN: 978-84-17553-09-8

Argumento: Louisa May Alcott, la aclamada autora de Mujercitas, se inspira en su propia infancia para esbozar un magistral retrato del sueño de una familia que no dudó en unir sus fuerzas para hacer realidad lo irrealizable.

Massachusetts, finales de 1840. Los Lamb acaban de llegar por fin a su edén particular: una comuna que profesa la filosofía de los trascendentalistas (la de Thoreau y Emerson). Allí, planean vivir apartados del resto de la sociedad, alimentándose de la tierra y siguiendo los principios de la belleza, la virtud, la justicia y el amor, en su búsqueda de una existencia perfectamente armonizada con su entorno y las demás criaturas de Dios. Todo parece sencillo y amigable en ese bosque lleno de intelectuales bienintencionados, pero quizá necesiten algo más que filosofía para sobrevivir: ¿cómo harán frente al crudo invierno de Nueva Inglaterra? ¿Acaso saben algo sobre el mundo del pastoreo y la agricultura? ¿Qué ocurrirá cuando lleguen las primeras tormentas?


16 comentarios :

  1. Me gusta, me lo llevo apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Oooooooh!!! ¿Cómo es que no lo tengo? ¡Lo necesito o moriré entre terribles sufrimientos! 🤪😵😂😂😂

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    No paran de recomendarme Mujercitas y la verdad es que le tengo muchas ganas pero confieso que leo muy lento los clásicos y siempre los acabo por dejar de lado hasta que me pongo y los disfruto mucho, así que a ver si lo leo y si me gusta le daré una oportunidad a este relato.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Me parece bastante original para conocer un poco más a la autora. Yo este año leer Tras la máscara y conocer así su otra faceta literaria.
    Buena reseña.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Me encantaría leerlo, era muy joven cuando leí Mujercitas por primera vez pero no me convenció, yo venía de leer a Austen y las hermanas Bronte y me pareció algo utópico, pero el año pasado leí una novela corta de esta autora que fue fascinante, así que volveré a leer su obra más famosa y ver como ahora, muchos años después, ha cambiado mi percepción.

    ExcentriKs- Blog literario

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Anna!
    Tengo pendiente a la autora, aún no leí mujercitas. Está en mis pendientes y creo que este libro también irá a los pendientes suena muy interesante.
    Muchas gracias por la reseña.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía. Y me encanta lo que cuentas. Apuntadísimo me lo llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de conocer a Luisa May Alcott más allá de Mujercitas. De hecho,ya tengo algún título en el punto de vista. Este que nos traes no lo conocía pero tiene pinta de ser una de esas exquisitas ediciones de Impedimenta. Gracias por el descubrimiento.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Holaaa, qué genial que hayas descubierto la historia, yo ni idea con muchos aspectos de esta autora porque aún no consigo leer algo de ella, pero bueno, que suena muy interesante lo que ha pasado con ellos.
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    No veo la hora de leer "Mujercitas" y, por lo que veo, este relato tiene pinta de estar muy bien :D No sabía de su existencia y me hace mucha gracia que el padre se lie la manta a la cabeza y diga oye, pues voy a montar una granja, sin tener ni idea de nada XD En fin, hay que estar muy loco para hacer eso, jeje.
    Sin duda lo apunto a la lista de libros pendientes ^^

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  11. hola,
    lei Mujercitas en el instituto, y quizas me anime con este relato. No he vuelto a leer a esta autora y si no llego a ver esta reseña tampoco lo hubiera hecho... ahora me ha picado la curiosidad
    Gracias por la reseña
    Besotesssssssss

    ResponderEliminar
  12. Me lo llevo apuntado. Mujercitas me encantó y necesito seguir leyendo mas de la autora. Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! No conocía este relato, y la verdad que me parece super interesante. Me lo apunto ^^. Aunque todavía no he leído nada de la autora :(. Gracias por la reseña :). Besos.

    ResponderEliminar
  14. Reconozco que tiene su punto curioso pero bueno, no mucho más de una anécdota. Si se me cruza, pues ni tan mal, porque me imagino que da para una tarde.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola, Ana!,
    Me encanta la gran cantidad de historias que nos estás descubriendo de esta gran autora ^^.
    Desde luego, no tenía ni idea de este capítulo de su vida y me parece muy interesante.
    Me lo llevo más que anotado.
    Un besito de tinta y hasta pronto.
    Nos leemos :D

    ResponderEliminar
  16. ¿Te puedes creer que no he leído su famoso Mujeercitas?? Y eso que he visto todas las versiones que han hecho... Es una de mis películas clásicas favoritas, nunca te cansas de verla...

    Ducho esto, entiendo que este relato con toques autobiográficos e inedito sea un verdadero tesoro para los fans de la autora... :)

    ResponderEliminar

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.

 5% de descuento con el código  elaventurerodep