Reseñas

RESEÑA: 2 CUENTOS DE EMILY WINFIELD MARTIN

EDITORIAL PICARONA

RESEÑA: ¡PAREN LAS MÁQUINAS!

EDICIONES SIRUELA

RESEÑA: EL TIGRE

ALFAGUARA

RESEÑA: UNO DE MIS HIJOS

dÉPOCA

RESEÑA: ERIK VOGLER III

EDEBÉ

RESEÑA: AÑOS DE SEQUÍA

EDICIONES SALAMANDRA

sábado, 16 de abril de 2016

ENTREVISTA A FRANCISCO FÉLIX CABALLERO: Autor de "La resurrección de los muertos"

SÁBADO, 16 DE ABRIL DE 2016

Entrevista a Francisco Félix Caballero

Durante mucho tiempo se creyó que Internet acabaría con formatos como el de la radio o la televisión, también hace siglos hubo quien pensó que la novela dentro de la literatura no tendría éxito (me da que no iba muy bien encaminado) e incluso, Bill Gates dijo que las memorias flash (los pendrive) aniquilarían a los CDs. La poesía ha tenido sus altibajos, pero gracias a los nuevos dispositivos y a las redes sociales está habiendo un repunte entre quienes la escriben y quienes la leen, sobre todo, entre los más jóvenes. Si eres poeta, Internet es el mejor formato desde el que darte a conocer.

Uno de los autores que continúa cultivando este magnífico género literario y que hoy nos visita es Francisco Félix Caballero que viene para hablarnos de su libro de poemas 
La resurrección de los muertos, su debut literario:


¿Podrías hablarnos un poco sobre ti y sobre tu trayectoria como escritor?

Soy un malagueño al que le encanta escribir y sobre todo leer. Este año he tenido la suerte de ver publicado mi primer poemario, La resurrección de los muertos, con Éride Ediciones, una editorial pequeña que me ha permitido cumplir un sueño grande. Con anterioridad a esta aventura, había publicado poemas en distintas ediciones del Cuaderno de Profesores Poetas, y algún que otro artículo o pequeño relato en revistas locales. Se puede decir que estoy empezando en esto. Profesionalmente, soy doctor en Estadística Aplicada y me dedico a la investigación en el campo de las Ciencias de la Salud. He realizado también algunas colaboraciones docentes. Llevo algo más de cuatro años trabajando y viviendo en Madrid, aunque siempre que puedo me escapo a Málaga.

¿Qué nos vamos a encontrar en La resurrección de los muertos?

Nos vamos a encontrar muchas historias cotidianas, muchas historias de vida pero también algunas sobre esos pensamientos negativos que se nos vienen a la cabeza en alguna ocasión. Es un libro donde sentimientos de desarraigo, soledad y desamor se dan cita con una invitación al optimismo y a la esperanza. Creo además que es un libro honesto y valiente, porque he escrito con absoluta libertad para contar lo que quería, sin obedecer a ninguna indicación externa. En general, los distintos poemas del libro tienen mucha musicalidad, o al menos es lo que me parece a mí y lo que persigo cuando escribo.

¿Qué emociones has buscado transmitirles a los lectores con los poemas de La resurrección de los muertos?

He buscado ofrecer un libro donde el lector reflexione y piense después de cada poema. En algunos casos, que busque una segunda lectura. Hay poemas como “El manual del buen suicida” o “Canción triste del asesino que implora clemencia” donde yo le tengo que pedir al lector que vaya más allá del título, que lo lea una segunda vez, una tercera si hace falta. Es un libro donde hay poesía intimista pero también poesía social, y el punto fundamental es que en la mayoría de historias hay una invitación a combatir los miedos internos y a creer en uno mismo.

http://aquasixio.deviantart.com/
¿Tienes previstos nuevos proyectos literarios?

Hasta mediados de 2016, el objetivo principal es continuar con la difusión de La resurrección de los muertos. Entre tanto sigo construyendo nuevas historias y por supuesto participando en algún cuaderno o recitales. Me gustaría publicar mi segundo poemario en dos o tres años, y tengo claro también que en algún momento intentaré atreverme con la escritura de una novela. Pero para esto último, no me he planteado una fecha.

¿Qué te hizo escribir La resurrección de los muertos? ¿De dónde te vino la inspiración para los poemas que componen este libro?

No es una respuesta sencilla. A veces, comienzas a escribir y no sabes muy bien por qué lo haces. Supongo que es por necesidad. Tienes al principio unos versos y a partir de ahí persigues un hilo conductor que le dé sentido a todo. Una vez tienes la idea que buscas, vas escribiendo en esa línea. En un poemario no siempre hay una línea argumental, pero yo busqué con La resurrección de los muertos una línea que combinase el misticismo con la poesía más intimista y social. La respuesta más simple sería que escribí este libro por necesidad, y por compromiso conmigo mismo y con la gente que en algún momento puede sentirse atrapada entre sus propios fantasmas. Porque el libro va también de eso, de cómo enfrentarse a los propios miedos y temores, o al menos de cómo aprender a convivir con ellos.

La inspiración me viene siempre de las vivencias cotidianas, de lo que he vivido yo o de lo que veo que otros viven. A veces puede ser una experiencia personal y otras veces es la experiencia que te cuentan personas a las que tienes cerca. Muchas veces es la realidad, o la visión de la realidad, que te muestran las noticias, a veces más lejana o más cercana, dependiendo de tu situación geográfica y socioeconómica. Pero siempre suelen ser escenas cotidianas las que me inspiran, aderezadas con algo de imaginación.

Libros y/o autores predilectos. ¿Alguno que te haya marcado especialmente?

Me marcó mucho “El camino” de Miguel Delibes y también “La lluvia amarilla” de Julio Llamazares. Son libros de narrativa, pero con una forma de decir las cosas muy poética, muy emocional. A Llamazares creo que a veces no se le valora lo suficiente, y es un autor tremendo, impresionante cuando escribe sobre el mundo rural. Me marcaron también “La colmena” y “La familia de Pascual Duarte”, de Cela, y “El retrato de Dorian Gray”, de Oscar Wilde. Hay muchos más. No me puedo olvidar tampoco de los relatos de H.P. Lovecraft o del “Drácula” de Bram Stoker. Y en cuanto a poesía, hay dos libros que para mí deberían de ser de lectura obligada en algún momento de la vida: “El romancero gitano” de Lorca y “Campos de Castilla” de Antonio Machado. Y muchos poemas de Miguel Hernández y de Pilar Paz Pasamar, a la que descubrí tarde pero a tiempo.

¿Y de niño?

De niño leí muchos títulos de la colección El barco de vapor. Por decir un título que se me venga a la cabeza ahora, “Fray Perico en la guerra” alguno de esos libros de la colección de El barco de vapor que leí. No creo que me haya reído más con un libro después ni con una risa más sincera que la risa con la que ríes cuando eres un niño. Y no puedo olvidarme de los cómics, a los que aquí siempre se les llamó tebeos. De niño y quizás no tan niño, leí muchos Mortadelos y Zipis y Zapes. Algún día se valorará también a Ibáñez y a Escobar como se merecen. Y también leía Tintín, Astérix y Obélix, y Lucky Luke.

Entre los lectores más jóvenes, e incluso entre los más veteranos, la poesía es un género que difícilmente les llega. En tu opinión, ¿a qué crees que se debe?

Creo que la poesía ha tenido siempre difícil llegar al gran público, porque hay un amplio sector de público que lo que busca en los libros es sobre todo el entretenimiento, más allá de la reflexión. Y están en su perfecto derecho, porque es su manera de desconectar de la jornada laboral o de la rutina doméstica. Eso es algo que hay que tener presente, en los libros coexisten el aspecto cultural y el entretenimiento, y ambos hay que respetarlos. Pero creo que la poesía, salvo fenómenos de excepción, no podrá nunca aspirar al mercado de la novela, sobre todo de la novela de entretenimiento. Tampoco ayuda que la poesía tenga cada vez menos presencia en las aulas, a pesar de la extensa tradición hispana en el género. Lo único que los autores de poesía podemos hacer al respecto es escribir buenos libros, cuidar las ediciones e intentar llegar al mayor público posible a través de los distintos canales de promoción. 

¿Piensas que habría alguna forma de animar a más lectores a que vayan más allá de la prosa y prueben con la poesía?

Sí, por supuesto. Si buscamos que alguien se interese por algo, lo primero que hay que hacer es mostrarle el producto. Si no, ni siquiera conocerá su existencia. Hoy en día, el mundo de la edición en la literatura se ha convertido en un negocio más, poco dado al riesgo y confiado en el valor seguro. Y si la novela sigue funcionando bien, no tienen necesidad de arriesgar con otros géneros o contenidos. Algunas de las grandes editoriales apuestan por la poesía y por un autor novel sólo si ese autor es conocido también fuera del ámbito de la poesía. Las editoriales que apuestan sin condiciones por la poesía y por autores noveles, bastante tienen de momento con subsistir y con que las ventas den para cubrir al menos las nóminas y las facturas. Ante este panorama, el autor y los colectivos tienen que entrar en el juego. Por ejemplo, organizando recitales o promoviendo jornadas en las que, en torno a la poesía, se invite a los institutos de enseñanza secundaria a participar. En Málaga, esto se hace a través del Ciclo “Versos en Unicaja”, en el que este año he tenido el honor de participar. Es un ciclo coordinado por el escritor Antonio Gómez Yebra y apoyado por la Obra Social de Unicaja Banco, en el que cada mes es homenajeado un poeta contemporáneo. En el acto participan varios institutos y algunos alumnos suben al escenario a leer poemas del autor en cuestión. También son invitados al acto un autor ya consolidado y un autor novel, que hablan de sus obras y leen poemas inéditos.

http://aquasixio.deviantart.com/
¿Por qué escribir poesía? ¿Por qué no prosa?

Yo creo que se pueden compatibilizar las dos, no hay que renunciar a ninguna. Al final terminas escribiendo en el género en el que te sientes más cómodo, pero a mí en particular me gustaría escribir novela en algún momento. Eso sí, si me preguntas que es lo que tiene la poesía que no tenga la prosa, te diría que la capacidad de provocar una emoción más intensa, ya sea a través de la lectura o a través de la escucha de una buena voz en algún recital.

¿Siempre quisiste ser escritor? ¿Es para ti un hobby o te gustaría que se convirtiera en tu profesión?

Siempre tuve en la cabeza que alguna vez escribiría un libro. Escritor es una palabra que todavía me queda grande, tengo aún muchas cosas que aprender. Para mí es más que una afición, es una de las cosas que dan sentido a mi vida. Respecto a lo de que se convierta en mi profesión, la verdad es que muy pocos escritores consiguen vivir de esto, por lo que es un suceso muy poco probable, por no decir imposible. Y más allá de eso, si fuese mi profesión disfrutaría menos escribiendo.

¿Qué rutina o manías tienes a la hora de escribir? ¿Eres muy sistemático o, por el contrario, muy caótico?

No tengo ninguna rutina y no soy nada sistemático. Sin embargo, tampoco puedo decir que sea caótico; lo cierto es que yo cuando escribo poesía lo hago a golpe de inspiración. Ojalá pudiera decir que sigo algún tipo de rutina, porque creo que eso haría un poco más fácil el proceso, pero a mí me parece que cuando escribes poesía dependes mucho de ese momento, de la visita de las musas, eso que siempre se ha dicho. Cuando sientes esa llamada de la inspiración, empiezas a escribir. Si estás fuera, grabas un audio en el móvil o lo escribes en un papel. Luego en casa, tranquilamente le das una vuelta y lo corriges una y otra vez, hasta que quedas satisfecho con el resultado.

¿Cuánto te llevó escribir La resurrección de los muertos?

Pues la verdad es que no sabría cuantificarlo. Al ser mi primer poemario, hay algunos poemas que tienen más años que otros. Poemas que no había publicado nunca en ningún lugar y que pensaba que encajaban con el tono general que yo había buscado para este libro. Es el caso de “El tren”, que es una metáfora sobre la propia vida y que escribí hace ya casi diez años. Pero eso no quiere decir que me haya llevado diez años escribir el libro. Podría decir que el grueso de los poemas que aparecen aquí los escribí en un período de dos años, que vino a ser el mismo tiempo, o incluso menos, que empleé después en revisar el manuscrito, mandarlo a editoriales y el proceso de edición posterior.

De La resurrección de los muertos, ¿cuál es tu poema predilecto?

Tengo que decir que todos los poemas del libro me transmiten algo y los considero imprescindibles e innegociables. Si no, no formarían parte de ese libro y los habría eliminado o modificado en algún borrador anterior. Pero, evidentemente, hay algunas historias a las que les tengo un cariño especial. Si tengo que elegir uno, sería “Tal vez”. Es un poema que habla del conformismo, de las modas y de ese ansia de categorizar e imponer un número finito de formas de pensar y de actuar. Te dicen que seas “tú mismo”, pero te lo dice una campaña de publicidad que está diseñada para millones de personas dentro del mundo; que lo que busca no es que seas tú mismo, sino que haya millones de personas que piensen, actúen y vistan exactamente igual que tú.

¿Alguna anécdota que pudieras contarnos que te ocurriera durante la creación de La resurrección de los muertos?

Hay un poema que se titula “La resurrección de los muertos”, que es a la postre como se vino a llamar el libro. Cuando lo escribí, tenía dudas sobre el título. Cuando me vino a la cabeza “La resurrección de los muertos”, supe que no podía ser sólo el título de un poema, sino que le tenía que dar nombre al libro. Tiene mucho que ver con el libro y se identifica con el tono general del poemario. “La resurrección de los muertos”, muerte y vida, esa dicotomía existencial que tanto se manifiesta en este libro. El poema en sí, como el libro en general, habla de esa sensación de estar enterrado en vida hasta que de pronto algo o alguien te hace sonreír, y crees un poquito más en ti. Y sigues adelante.

¿A la hora de publicar te encontraste con muchos obstáculos? ¿Cómo fue?

Yo lo que tenía claro era que quería publicar este libro, este La resurrección de los muertos. No lo había escrito para guardarlo en un cajón o tenerlo guardado durante años. Lo había escrito para que fuera leído. Después, si las cosas salían bien o mal, si se perdía dinero o me quedaba como estaba, eran otros asuntos de menor importancia. Pero quería ser partícipe de la aventura y me embarqué, para bien o para mal; invirtiendo tiempo, esfuerzo y algo de dinero. Una vez comprobé que las puertas del mercado editorial tradicional eran difíciles de abrir sin carta de recomendación, aposté por Éride Ediciones, que no tiene el mismo volumen de negocio ni puede competir con otras editoriales por los espacios de los escaparates en las librerías, pero cuyos profesionales ponen el máximo empeño en todo lo que hacen. Ellos se embarcaron en la aventura conmigo y ambos teníamos claro lo que queríamos. Creo que hemos remado en la misma dirección y por mi parte estoy satisfecho con la elección.

http://aquasixio.deviantart.com/
¿Le darías algún consejo a aquellos que sueñan con convertirse en escritores?

Que luchen por su sueño, si este es de verdad su sueño. Que nunca desistan, y que miran más allá de las editoriales tradicionales. La coedición y la autoedición son también buenas alternativas si de verdad tienes confianza en ti mismo y sientes que te va la vida en esto. Aunque al final acabes por perder dinero, la experiencia merecerá la pena. Eso sí, si el objetivo es hacer dinero a corto plazo, más que ser leído o cumplir el sueño de publicar un libro, mejor dedicarse a otra cosa.

¿Tienes alguna web o blog desde donde tus potenciales lectores puedan informarse más sobre tus obras? ¿En qué redes sociales podemos encontrarte?

Aprecio mucho que los lectores me hagan saber lo que les ha parecido el libro, y una forma de hacerlo es a través de la dirección de correo laresurrecciondelosmuertos@gmail.com. A través de esa vía y a través del perfil en Twitter @LRDLM_Caballero, pueden conversar conmigo y hacerme llegar sus impresiones. Agradezco de corazón cualquier comentario que me ayude a mejorar y que me hagan partícipe de sus experiencias. Y por supuesto, en esas vías también estoy abierto a hablar sobre poesía y literatura. En @LRDLM_Caballero está también toda la información sobre las distintas presentaciones llevadas a cabo, y también sobre reseñas y entrevistas derivadas del libro. En la web de Éride Ediciones, se pueden consultar además la ficha técnica y una vista previa del poemario.

¿Dónde podemos adquirir La resurrección de los muertos?

Físicamente, se puede adquirir en cualquier librería del territorio nacional indicando el título y la editorial. En un plazo de 4-5 días, recibirán el libro en la librería elegida. Si estás en Málaga, me consta que se puede adquirir al instante en Librería Luces; y en Madrid, en La LiVrería. De forma online, se puede adquirir en los principales canales; por ejemplo en Casa del Libro, en Amazon o en El Corte Inglés. También en la propia web de Éride Ediciones.

Por último, ¿qué le dirías a nuestros lectores para que se animen a leer La resurrección de los muertos?

Es un libro que les va a ofrecer distintas formas de ver las cosas a través de los poemas que lo componen, y en cuyas historias se van a ver reflejados de alguna manera. Creo sinceramente que van a pasar un buen rato leyéndolo, y si no es así espero que me lo cuenten y así poder mejorar para el siguiente. Y lo que sí quiero que tengan presente los lectores es que me he dejado el alma en este libro; porque sólo de esa forma es posible pretender que el lector sienta algo.

Gracias Ana, por esta entrevista y por tu amabilidad. Un abrazo y un saludo a todos los lectores de El Aventurero de Papel, y siempre a vuestra disposición.

Francisco Félix Caballero

Muchísimas gracias Francisco por una entrevista genial, por el ejemplar de La resurrección de los muertos y por tu paciencia. ¡Muy pronto la reseña!

http://aquasixio.deviantart.com/







Título: La resurrección de los muertos
Autor: Francisco Félix Caballero
Género: Poesía
Editorial: Éride Ediciones
ISBN: 978-84-16321-39-1
Formato: Papel
Páginas: 68
Precio: 10€ (Papel)

Argumento: La resurrección de los muertos es una colección de historias entrelazadas que se mueven entre lo real y lo místico. Es también un recorrido por diferentes estados de ánimo que no hace sino confirmar que hay mucho más del autor en este libro de lo que él mismo creía en un principio. El paso lento pero firme del tiempo, la soledad, el amor, el desamor, la certeza de un futuro incierto, los sueños adquiridos a precio de saldo predestinados a no cumplirse… son patrones recurrentes a lo largo de unos versos a veces ficticios y otras poco creíbles, pero siempre honestos. A pesar de todo, en cada historia se vislumbra un hálito de esperanza, una invitación a levantarse tras la caída, a seguir peleando cuando todos te dan por vencido; o peor aún, por muerto. De eso más o menos trata la vida, y de eso trata La resurrección de los muertos.

4 comentarios :

  1. Gracias por acercanos a este joven autor. No le conocía. Y me ha llamado mucho su libro. Poquita poesía leo que no sea de la gente ya conocida. Y creo que ya es hora de darle una oportunidad a los nuevos talentos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Margari, existen muchos nuevos poetas desconocidos para el gran público que es necesario ayudar a abrirse paso dentro de la poesía y la literatura. Muchísimas gracias a ti por pasarte y comentar!!! Besos!!!

      Eliminar
  2. Interesante entrevista, aunque no soy muy dada a la poesia, siempre intento darle una oportunidad, así que otro autor por descubrir, gracias por acercarlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti Esther, espero traeros muchos más autores por descubrir. Muchísimas gracias por pasarte y comentar!!! Besos!!!

      Eliminar

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.

 5% de descuento con el código  elaventurerodep