Reseñas

RESEÑA: ARMSTRONG

EDITORIAL JUVENTUD

RESEÑA: MI PRIMA RACHEL

ALBA EDITORIAL

ENTREVISTA A ALFREDO DE BRANGANZA

AMAZON

RESEÑA: GODOS

EDICIONES PÀMIES

RESEÑA: EL CASO DE BETTY KANE

HOJA DE LATA

RESEÑA: ERIK VOGLER EN MUERTE EN EL BALNEARIO

EDEBÉ

domingo, 11 de septiembre de 2016

ENTREVISTA+SORTEO A IVÁN GUEVARA: Autor de "Una noche de veinte mil años"

DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016


Entrevista a Iván Guevara

Hoy tenemos un visitante galáctico, que nos viene a presentar su bolsilibro titulado Una noche de veinte mil años. ¿Bolsilibro? Sí, puede que el nombre ya os dé una pista o que no os diga nada, pero es que este autor, Iván Guevara, es el reivindicador de un ingenioso y cómodo formato para leer en los ratos muertos, cuando tenemos poco tiempo, debemos ir de un lugar a otro con prisas o simplemente cuando nos apetezca. Dejo que Iván sea quien nos cuente más sobre él y su original libro (bases del sorteo al final de la entrada):

¿Podrías hablarnos un poco sobre ti?

Nací en San Isidro, una ciudad cercana a Buenos Aires, hace ya unos cuantos años y vivo en Barcelona desde 2003. Laboralmente, he tenido las ocupaciones más diversas: Taquillero en un cine, vendedor en una librería, iluminador en un teatro, también he sido actor... Mi primer empleo fue en un kiosco de revistas y el más extraño de todos; en una línea 806 de tarot, estuve poco tiempo allí, pero era muy divertido. Ahora trabajo en una empresa de marketing, donde también estoy haciendo una revista local, por encargo.

¿Y sobre tu trayectoria como escritor?

Premios, he recibido algunos, pero no creo que eso tenga demasiada importancia. Vengo del mundo del cómic, en el que he trabajado unos diez años. Siempre me consideré, más que un escritor, un “obrero de la palabra”. He escrito decenas de guiones para los semanarios italianos “Skorpio” y “Lanciostory”. Para ellos desarrollé casi cualquier género (terror, policial, western, épico, fantástico, humorístico y hasta romántico). El editor era muy exigente con la calidad, pero las fechas de entrega era siempre para ayer. He llegado a escribir 26 páginas de guion en una noche. Eso me fogueó bastante en el arte de narrar una historia en el menor tiempo posible, sin perder de vista el objetivo de entretener al lector.

También he escrito guiones durante cinco años, en España, para Ediciones La Cúpula, donde me daban mucha más libertad creativa y un trato más justo. Trabajé para la revista “El Víbora” y, fundamentalmente, para “Kiss Comix”. Ese material fue traducido para varios países europeos, pero las únicas ediciones integrales en forma de libros salieron para el mercado estadounidense.

¿De qué trata Una noche de veinte mil años?

En el siglo XXIII estalló la última guerra mundial, conocida primero como “La Guerra del Agua” y, luego, como “La Guerra Definitiva”. A su término, la Tierra quedó al borde de su muerte ecológica como planeta. Los pocos humanos supervivientes, se organizaron para terraformar otros cuerpos celestes como Marte o la Luna, pero la supervivencia de la especie no estaba garantizada, así que se creó el Proyecto Homaro (“Humanidad”, en esperanto): seis gigantescas naves espaciales que fueron enviadas a explorar otras galaxias, con sus tripulantes criogenizados. 


Una noche de veinte mil años cuenta la historia de una de esas naves, la Homaro IV, en la cual, por un error de origen desconocido, uno de sus tripulantes es reanimado luego de veinte mil años de hibernación. Cuando esto sucede, la nave parece estar vacía y no hay ningún planeta habitable al cual dirigirse. Pero pronto Dan Morgan, el protagonista, descubre que está conviviendo con “algo” más. Esto sucede en las primeras páginas, no puedo contar más porque el argumento da varios giros a partir de aquí y no quiero chafar la sorpresa.

¿En qué género se enmarca y a qué público va dirigido?

Ciencia ficción, de la más clásica. El público, es muy amplio. Esencialmente, está inspirada en la literatura popular o “de kiosco”, los bolsilibros que consumía “el gran público” durante la segunda mitad del siglo XX. Admiro profundamente al gran Curtis Garland (Juan Gallardo Muñoz), un tipo que ha escrito más de dos mil novelas para el mercado “popular”, y en todas ponía lo mejor de sí. No sé cómo hacía para que no se le acabaran las ideas... 

En Una noche de veinte mil años quise rescatar el espíritu de esas novelitas aunque, claro, he contado con más tiempo y fuentes de documentación que las que tenían aquellos escritores (esto no es mérito mío, vivimos en una época donde la donde la información está al alcance de cualquiera, solo hay que saber organizarla). Creo que también puede ser una lectura adecuada para jóvenes desde los 14 años, porque aporto datos que invitan a investigar sobre física, biología o astronomía, por ejemplo.

¿Qué es un bolsilibro?

“Novelas de a duro” era el nombre con que se los conocía es España. Eran unos libritos impresos en papel barato, a tamaño menor que la octavilla, que se vendían en kioscos de revistas y en colecciones genéricas que solían renovarse semanalmente. Había infinidad de colecciones y eran verdaderamente populares, la gente los leía en cualquier momento y lugar. Siento fascinación por esa época, que no tuve la suerte de conocer, en que el entretenimiento de las clases media y baja consistía en leer una buena historia, en lugar de mirar cualquier tontería por televisión.

¿Qué nos puedes contar sobre sus protagonistas?

La motivación principal de Dan Morgan es encontrar a Miriam, su amada, que forma parte de la tripulación desaparecida. La incertidumbre sobre el destino de Miriam lo llena de angustia, que se convierte en angustia existencial a medida que va descubriendo qué es lo que habita en la nave y qué puede haberle sucedido a la humanidad durante los veinte mil años en que él permaneció “dormido”. Finalmente, los amantes se reencontrarán, pero la situación que rodea ese encuentro está muy lejos de ser idílica... Y creo que ya estoy contando demasiado...

¿A cuenta de quien corren las ilustraciones? ¿Cómo diste con el dibujante idóneo paraUna noche de veinte mil años?

La portada es de Sergio Castro, un dibujante impresionante con quien compartimos el gusto por la ciencia ficción clásica desde hace más de veinte años, cuando estudiábamos juntos en las clases de historieta del maestro Oswal. Las ilustraciones interiores están a cargo de mi amigo Txiki González, que ha hecho un trabajo increíble, aunque él no quiera reconocerlo es un hombre que maneja muy bien el blanco y negro y tiene un gran conocimiento a la hora de pensar en cómo va a lucir el trabajo impreso. La maqueta también es de Txiki y es un hallazgo, ha sabido darle una elegancia moderna y dinámica, respetando la estética de los entrañables bolsilibros... La portada de mi próximo libro la va a ilustrar Txiki...



A parte de escribir Una noche de veinte mil años, ¿también dibujas?

Dibujo, pero no profesionalmente. He hecho cómics y dibujos animados, pero siempre me interesó más la narración gráfica más que la ilustración en sí misma, soy muy sucio a la hora de dibujar. Igualmente, el dibujo me ha servido para hacer la “puesta en página” de muchos de mis guiones, indicando a los dibujantes los tiempos narrativos y la línea de acción, que es fundamental en una historieta.

¿Habrá secuela de Una noche de veinte mil años o tienes previsto nuevos proyectos?

De momento, no creo que haya secuela. Lo que sí habrá es una serie de historias que suceden después de la Guerra Definitiva, pero más cercanas en el tiempo (es que veinte mil años son muchos años). La acción de los próximos bolsilibros estará enmarcada en esa misma realidad. 

Dejo aquí un relato corto, protagonizado por un excombatiente de la Guerra Definitiva que describe un poco cómo es esa realidad:

¿Qué te hizo crear Una noche de veinte mil años? ¿De dónde vino la inspiración?

No creo mucho en la inspiración. Tengo bastante facilidad para los argumentos, lo realmente difícil es desarrollar el texto final. En este caso, surgió casi como un ejercicio. Había leído que los antiguos escritores de folletines usaban una estructura según la cual debían plantear un giro argumental cada 1800 palabras y me pareció interesante probarlo. 

Comencé con una idea simple, una nave aislada en medio del espacio, y fui agregándole esos “puntos de intriga” (o “cliffhanger”), anotándolos en un cuadernito, pensando en cómo dosificaría la información si fuese a publicarse un capítulo por semana. Cuando le encontré un final, corregí un poco la estructura para que cerrara y me senté a escribir la novela. 

En realidad, el argumento está escrito con mala letra en dos páginas de cuaderno y los “giros argumentales” no quedaron distribuidos homogéneamente. Ahí es cuando me di cuenta que estaba escribiendo un bolsilibro, estructuré la novela en tres actos muy bien diferenciados y me puse a escribir.


¿Cuáles son tus autores predilectos dentro de éste género y de la literatura en general?

Philip K Dick, Arthur C. Clarke, Clifford Simak, Bioy Casares, también me influenció mucho Moby Dick, de Melville. Soy muy ecléctico y desordenado a la hora de leer... sería imposible contestar a esta pregunta sin aburrir...

¿Y de niño?

Mark Twain, sin duda, Las aventuras de Tom Sawyer y, cuando crecí un poco, Julio Cortázar. Cortázar es genial para leerlo a los 12 años, te abre la cabeza, lo recomiendo fervorosamente. Antes tuve mi época de Julio Verne y eso me mantuvo alejado de la ciencia ficción al menos por 15 años... No entiendo cómo, aún hoy, les siguen regalando libros de Verne a los niños.

¿Cuánto te ha llevado escribir Una noche de veinte mil años?

Poco. En un mes ya lo tenía listo. Tuve que ponerme horarios para terminarlo. Escribir es un trabajo aburrido, manejar los tiempos, encontrar la palabra justa; me resulta muy desgastante. Lo genial es haber escrito, escribir no, escribir es horrible. Después vienen las correcciones y pulir el texto, eso sí que está bueno, acabar el trabajo...

¿A la hora de publicar te encontraste con muchos obstáculos? ¿Cómo fue?

Esta novela no la presenté a ningún editor porque, desde el primer momento, tenía una idea muy clara de cómo quería que fuese el libro, a nivel gráfico, estético. Los editores siempre tienen una “pauta editorial” o una “colección” y yo no estaba dispuesto a negociar. Así que hice un crowdfunding y me embarqué en la ardua tarea de la autoedición. 

Llámalo inexperiencia, o como quieras, pero, como te decía, me llevó un mes escribir el libro. Bueno, pasó casi un año hasta que conseguí sacarlo de la imprenta como yo quería. Ahora veo con otros ojos el trabajo de un verdadero editor, una profesión que se está perdiendo, a pesar de ser fundamental para que al lector le llegue un producto de calidad.

¿Le darías algún consejo a aquellos que sueñan con convertirse en escritores de éste u otros géneros?

El mejor consejo que puedo darles es que nunca acepten consejos de alguien como yo... ¡Hostia!, esto plantea una paradoja (porque no deja de ser un consejo)... Ahora hablando en serio: Trabajo. Es la clave de todo. Lo que te puedan contar acerca de la inspiración, el talento y esas cosas, está muy bien. 

Pero, lamento decirte que “ideas”, tenemos todos. Por más genial que te parezca una idea, hay que trabajarla mucho y sumarle otras para que no se malogre. Hay que leer mucho (pero mucho) sobre técnica y estructuras, y después ponerse a trabajar. El argumento más original no sirve de nada si no tienes un método claro de trabajo y una estructura, por más básica que sea... Me hubiese ahorrado mucho tiempo y evitado muchas frustraciones, si hubiese recibido este consejo cuando tenía 20 años.

¿Tienes alguna web o blog desde donde tus potenciales lectores puedan informarse más sobre tus obras? ¿En qué redes sociales podemos encontrarte?

Genteovejuna es un blog de relatos, que escribí hace algunos años: http://genteovejuna.blogspot.com. También hay otro blog sobre ciencia ficción donde, además de escribir, oficiaba como editor de gente mucho más interesante que yo: http://fisiones.blogspot.com (aquí compartíamos películas clásicas y seriales de cine muy difíciles de encontrar... puede ser interesante, para los amantes del género). 

En Facebook me pueden encontrar buscando “Genteovejuna”, sale mi perfil personal y mi página. Cualquiera de los dos está bien para mantener el contacto.

¿Dónde podemos adquirir Una noche de veinte mil años?

Se puede adquirir (a un precio irrisorio) en la tienda Online especializada La Boutique de Zothique:http://boutiquedezothique.es/ciencia-ficcion/164-una-noche-veinte-mil-anos-9788460818298.html También lo pueden pedir en mi página personal: http://ivanguevaralibros.blogspot.com En pocos días estará en venta, también, en algunas librerías como: 

Librería Gigamesh (Barcelona)
Llibreria Chronos (Barcelona)
Librería Estudio en Escarlata (Madrid)

Librería Entelequia, local de Belgrano (Buenos Aires)

Por último, ¿qué le dirías a nuestros lectores para que se animen a leer Una noche de veinte mil años?

Nada más. Si habéis leído hasta el final de esta entrevista, por algo será. Ahora solo os queda leer Una noche de veinte mil años, aunque más no sea para enterarse de qué estamos hablando...

Muchísimas gracias a Iván por una entrevista genial, por obsequiarme con tres ejemplares de Una noche de veinte mil años y gracias a lo cual  ¡sortearé 2 bolsilibros entre tod@s vosotr@s!


Es obligatorio para entrar en el sorteo de dos ejemplares en papel de Una noche de veinte mil años de Iván Guevara hacerlo por una de estas dos vías:



✔ 1- ¡Dale a "me gusta" a esta publicación!
✔ 2- ¡Comparte esta publicación en tu muro!
✔ 3- ¡Y responde abajo a la pregunta del vídeo!




✔ 1- ¡Haz RT!
✔ 2- ¡Síguenos en @AnaGranger21!
✔ 3- ¡Y responde abajo a la pregunta del gif!


El sorteo es NACIONAL (España), comienza hoy y finaliza el 8 de octubre inclusive. ¡¡Muchísimas gracias y buena suerte!! Espero que muchísimos lectores disfrutéis de de Una noche de veinte mil años de Iván Guevara.








Título: Una noche de veinte mil años
Autor: Iván Guevara
Género: Aventuras, Ciencia Ficción
Editorial: Autopublicado
Formato: Papel
Páginas: 96
Precio: 7,00€ (Papel)

Argumento: La Homaro IV, es una nave perdida en los confines de las galaxias, en busca de un planeta habitable, después de la Guerra Definitiva.

Dan Morgan despierta de un sueño de 20.000 años. El resto de la tripulación ha perecido en sus cápsulas de criogenización.

La vida parece haberse extinguido en el sistema solar. Sin embargo, algo se mueve dentro de la nave, ¿algo que está vivo?...

Así comienza Una noche de veinte mil años, un bolsilibro ilustrado de suspense espacial que no dejará a nadie impasible. Una historia llena de sorpresas, inspirada en la clásica literatura de kiosco española.

4 comentarios :

  1. No termina de llamarme esta vez pero le deseo mucha suerte a su autor. Y gracias por el sorteo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti Margari, como siempre!!! Besos!!!

      Eliminar
  2. Muy interesante la entrevista. La ciencia ficción hace soñar muchas cosas que se vuelven realidad con el tiempo. Aunque ojaláa no pase nada malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, que sólo lo bueno se vuelva real. Muchísimas gracias por pasarte y comentar!!! Saludos!!!

      Eliminar

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.

 5% de descuento con el código  elaventurerodep