Reseñas

RESEÑA: BRUJARELLA

THULE

RESEÑA: UN ASESINO EN ESCENA

SIRUELA

RESEÑA: NO CIERRES LOS OJOS

AMAZON

RESEÑA: FIGURAS OCULTAS

HARPER COLLINS

ENTREVISTA A GEMMA HERRERO VIRTO

AUTOPUBLICADO

RESEÑA: LOS ÚLTIMOS GIGANTES

EDICIONES EKARÉ

jueves, 24 de diciembre de 2015

ENTREVISTA A JUAN P. VIDAL: Autor de "La Esfera del Tiempo"

JUEVES, 24 DE DICIEMBRE DE 2015

Entrevista a Juan P. Vidal

El escritor Juan P. Vidal (entrevista) nos visitó hace tiempo para presentarnos su primera novela Los sueños de la memoria (reseña) en la que Nueva York era el telón de fondo. Ahora, nos trae su nueva novela La esfera del tiempo que nos retrotrae a los años cincuenta para contarnos una aventura fascinante en torno a la desaparición de una mujer que le robará el corazón a su protagonista, quien veinte años después dará con una biografía sobre la joven que le hará querer descubrir que sucedió con ella.

Os animo a leer la entrevista que Juan me ha concedido sobre su intrigante novela:
¿De qué trata La esfera del tiempo?

Es la apasionante vida de tres mujeres excepcionales: una madre, una hija y una abuela que comparten y esconden un terrible secreto en su pasado. Las tres deberán afrontar, en un momento dado, un doloroso suceso, el cómo lo hagan marcará el resto de sus vidas.

Muchas veces las heridas de la vida son demasiado profundas para que puedan cicatrizar; solo nos queda aprender a vivir con ellas. No hay otra posibilidad más que aceptarlas, solo así el ser humano puede cambiar y transformarse. Y este es el dilema que deben de afrontar casi todos los personajes de La esfera del tiempo: transformarse, cambiar o morir; para algunos, este es el gran objetivo de sus vidas: evolucionar, y todos, o casi todos, tendrán su oportunidad.

Es Leire quien al final mejor entiende cómo salir del callejón sin salida al que muchas veces nos lleva la existencia: el perdón; pero no es el perdón típico que se nos ha inculcado desde pequeños, al prójimo, a los demás, sino algo más profundo; el perdón a uno mismo, a la vida, por haber hecho de nosotros lo que somos, por haber infligido semejantes cicatrices a nuestra alma.

También es una novela sobre el destino, sobre la falacia del tiempo y sobre el azar. Tres elementos que dirigen nuestras vidas.  En La esfera del tiempo se esconde una idea del mundo que de alguna manera siempre me ha obsesionado; es la respuesta a una pregunta: en qué medida la vida/el destino  mueven caprichosamente los hilos de nuestras existencias.

En resumidas cuentas, es una novela que habla sobre tres mujeres excepcionales, sobre la capacidad del ser humano para cambiar, para transformarse interiormente, para liberarse del pasado. Es además una novela que se mueve dentro de otra novela, que se desarrolla en dos planos temporales, incluso a veces en tres, con una apasionante trama llena de giros inesperados.

En tu anterior novela Los sueños de la memoria, tu protagonista Martín acababa en Nueva York. De nuevo, la trama de La esfera del tiempo gira en torno a la misma ciudad. A parte de vivir en ella, ¿qué tiene Nueva York para ti que la convierte en el telón de fondo ideal para tus historias?

He vivido muchos años en Nueva York, en diferentes etapas de mi vida y soy consciente de que tengo un vínculo muy especial con esta ciudad. De hecho creo que mis padres se equivocaron… debieron de tenerme en Nueva York. La energía, su gente, los barrios han ejercido una poderosa atracción sobre mí. Desde la primera vez que la visité, cuando tenía 19 años, supe que la gran manzana iba a tener una gran relevancia en mi vida. No es solo que allí conocí a mi mujer, que muchos de mis amigos vivan allí, sino que hasta mis hijas han generado un vínculo muy especial con la ciudad.

Pero lo que más me lleva maravillando desde hace tiempo es Brooklyn; más allá de los fastos y excesos de Manhattan, este barrio conserva lo mejor de la ciudad. La diversidad que hay en sus calles, la energía que fluye por ellas, la vida que destila cada una de las esquinas es realmente admirable y sorprendente. El hecho de haber vivido en diferentes épocas, me ha dado la posibilidad de ver cómo ha ido cambiando, como se ha reinventado a sí misma.
Sí, a pesar de conocer su lado oscuro: la soledad, la codicia, la miseria, las desigualdades, el ser un gran espejismo, una gran aspiradora de vanidades,  siempre seré un enamorado de Nueva York.

¿En qué género se enmarca y a qué público va dirigido?

Es una novela  con un argumento y una trama que cautiva al lector desde el principio, pero que a su vez posee una prosa delicada y sutil que contrasta a veces con lo que sucede en ella. Además, la historia sufre  giros inesperados que en un primer momento pueden llenar de perplejidad al lector, pero que en el fondo acentúan su interés por conocer el final.

Creo que la novela toma elementos de muy diferentes géneros, por lo que es ciertamente difícil encuadrarla en uno único. Tiene parte de thriller, de novela psicológica, de metaliteratura; además es una novela muy femenina que intenta describir la complejidad del alma y de la psique de la mujer, conocer qué se esconde en el fondo de ella.

En fin no es que me quiera escaquear de la pregunta, es que francamente  no creo que se la pueda catalogar de una única manera. 

Me gusta mucho jugar con los diferentes planos temporales de la existencia, esto se refleja en todas mis novelas,  y en este caso he añadido un elemento nuevo: una novela dentro de una novela.

De todos modos, en las novelas  también busco algo más que intriga, siempre hay un componente más hondo. En la medida en la que pueda me gusta adentrarme en las profundidades del alma humana, conocer sus miserias y grandezas, no entiendo la literatura solo como un vehículo de diversión.

¿Qué nos puedes contar sobre sus protagonistas?

Los personajes de la novela son complejos, pero también están vivos y se van transformando. Le tengo un cariño especial a Leire; es el principal y el que menos me costó dibujar. Era, además, un personaje que llevaba tiempo rondándome por la cabeza… Es una protagonista fuera de lo común, lo reconozco, una mujer fuerte, sensible e inteligente, pero también una mujer llena de secretos y misterios, una mujer que siempre esconde más de lo que muestra, difícil de conocer y que muchas veces se comporta como una esfinge. Leire lleva a sus espaldas un pasado complicado del que quiere desembarazarse. Desde mi punto de vista es una fiel muestra del alma femenina.

Ha tenido la suerte de vivir en los lugares más exóticos del planeta y ha tenido la oportunidad de conocer a todo tipo de personas, de todos los orígenes y estratos sociales. Pero también sabe o intuye que hay algo dentro de ella que no funciona correctamente. Algo que le impide ser ella misma, un pesado lastre que no consigue identificar. Su vida es una búsqueda de ese algo que no funciona y que no consigue encontrar. Cuando lo descubre ya es muy tarde para salvar a su madre, pero entiende que el terrible secreto que de alguna manera comparte con su progenitora puede liberarla a ella y a su hija. Leire necesita reconciliarse consigo misma, con la vida y con su pasado para poder sobrevivir. No es solo una cuestión de crecimiento, sino de supervivencia.



Andrés, el protagonista masculino,  navega por el océano de la vida como un náufrago: dejándose llevar, perdido, sin esperanza ni rumbo. Hay en la novela, en un momento dado, un terrible episodio que provoca que todas las caretas que ha usado durante su vida se muestren como lo que son, caretas. Surge entonces su propia realidad, desnuda de cualquier artificio; y esto es demasiado para él, excesivamente doloroso. A partir de ese momento se lanza a una alocada carrera hacia los infiernos; desea hundirse en el lodazal de la desesperación, esconderse de cualquier esperanza. Su problema es que se ve sin la fuerza de voluntad suficiente para afrontar la «verdad»; se da cuenta de que casi todo en él es una pose artificial, no hay nada auténtico. Pero también tendrá su oportunidad. Al llegarle, sabe que es un tren que solo pasa una vez en la vida. Intuye que en el fondo toda su existencia, sin él saberlo, ha sido una preparación para ese momento.

También hay una serie de personajes secundarios, un tanto histriónicos y surrealistas, que aparecen y desaparecen que le dan un tono de humor al libro. Son personajes que solo pueden aparecer en ciudades como Nueva York…

¿Habrá secuela de La esfera del tiempo o te hayas inmerso en nuevos proyectos?

Desde hace cuatro años no he vuelto a escribir nada. Solo he corregido mis antiguas novelas, una crisis existencial muy profunda me lo ha impedido. La esfera del tiempo y Los sueños de la memoria las escribí hace muchos años, así que me he limitado a corregirlas. Pero sí, tengo dos novelas más escritas. Las escribí hace mucho más tiempo. Los sueños y La esfera comparten muchos elementos, las otras dos que me quedan por publicar son muy distintas. Estoy releyendo una de ellas y quizá me ponga a reescribirla. Una está ambientada de nuevo en Nueva York, pero la otra es una novela muy, muy especial…
De todos modos todo este tiempo sin escribir ha sido también bueno, ya que me ha permitido coger distancia de mis libros. Mi ilusión es poder leerlos como si no fueran míos y así descubrir lo que realmente quise contar. Creo que la creatividad es un proceso muy inconsciente, al menos en mi caso, por eso necesito distancia.

Muchas veces cuando escribo no sé por qué lo hago, solo lo descubro luego, leyendo lo que he escrito.

¿Qué te hizo escribir La esfera del tiempo? ¿De dónde vino la inspiración?

El personaje de Leire me venía rondando la cabeza desde hacía mucho tiempo. Quería escribir sobre una mujer fuerte, independiente que ha tenido que vivir mucho, que ha ido contracorriente en muchos momentos de su vida; una mujer que lucha por su dignidad y que debe pasar por momentos duros, como casi todos nosotros, y que la hacen más humana.
http://jl-romero.deviantart.com/

El episodio inicial surgió de un hecho real que me sirvió para despertar en mi imaginación parte de la historia, una historia que guardaba desde hacía tiempo en algún lugar de mi mente.

Libros y/o autores predilectos. ¿Alguno que te haya marcado especialmente?

Es difícil hablar de un único escritor. Vamos cambiando con el paso de los años. En cada momento de la vida hay varios autores que nos influyen más que otros. Dostoievski fue muy relevante durante mucho tiempo, al igual que todos los escritores rusos. Los grandes clásicos me han atraído desde siempre y lo siguen haciendo Víctor Hugo, Galdós, Dickens… De los actuales soy muy ecléctico, puedo leer sin problema a Murakami o a Cormarc McCarthy, a Tabucchi o a Álvaro Mutis, a Trapiello o a Torrente Ballester. Un sinfín de nombres.

¿Qué rutina o manías tienes a la hora de escribir? ¿Eres muy sistemático o, por el contrario, muy caótico?

Son caótico dentro de un orden, pero es cierto que hay que tener mucha disciplina para escribir una novela, más una como La esfera del tiempo, tan compleja, con diferentes personajes relacionados entre sí, en diferentes planos temporales, con una novela dentro de otra novela. Es cierto que soy bastante desordenado, pero intento mantener un orden mínimo. Al final lo relevante no es tanto el orden como la disciplina.

¿Cuánto te llevó escribir La esfera del tiempo?

Si te digo la verdad no me acuerdo con exactitud. Lo recuerdo casi como un parto, algo difícil, doloroso, pero hermoso. Me llevó más de tres años. Luego la dejé abandonada durante bastantes años, hasta que de nuevo en Nueva York la volví a coger para leerla. En esta ocasión hice bastantes cambios. Dejarla apartada durante tanto tiempo me permitió leerla desde una nueva perspectiva, manteniendo una gran distancia. De hecho había olvidado muchas partes de la  novela…, en fin, para lo bueno o para lo malo,  soy bastante desmemoriado.

¿Le darías algún consejo a aquellos que sueñan con convertirse en escritores?

Sí, solo uno. Que nunca cejen en su empeño. Que sigan escribiendo aunque crean que no consiguen nada. La escritura amplia la mente de las personas, te hace explorar lugares ocultos de nuestra psique, aprender y evolucionar.

¿Tienes alguna web o blog desde donde tus potenciales lectores puedan informarse más sobre tus obras? ¿En qué redes sociales podemos encontrarte?

Realmente no. Soy un poco anticuado. Mi editor, Pàmies, me lo recuerda cuando puede, pero de momento solo tengo la página de la editorial.

¿Dónde podemos adquirir La esfera del tiempo?

En todos los grandes establecimientos como El Corte Inglés, FNAC, La casa del libro, Amazon, Google, tanto en formato físico como digital, además de un múltiples pequeñas librerías.

Por último, ¿qué le dirías a nuestros lectores para que se animen a leer La esfera del tiempo?

Simplemente que se atrevan con las primeras treinta páginas, cuando lo hagan, no podrán dejarla.

Juan P. Vidal



Muchísimas gracias Juan por una entrevista estupenda y por darme la oportunidad de leer La esfera del tiempo (muy pronto la reseña).

Hay misterios que ni el tiempo logra borrar, ¿qué le pudo ocurrir a Leire? Os invito a descubrirlo. Feliz Nochebuena y Feliz Navidad!!!








Título: La esfera del tiempo
Autor: Juan P. Vidal
Género: Aventuras, Romance
Editorial: Pàmies
Formato: Papel y Digital
ISBN: 9788416331185
Páginas: 304
Precio: 17,95 € (Papel)

Argumento: En la década de los cincuenta del pasado siglo, Leire es detenida, acusada de ser cómplice de su madre y su padrastro en el expolio de los tesoros de un antiguo galeón, frente a las costas de Cádiz. Su madre contrata a Andrés, un joven y ambicioso abogado, para la defensa de Leire. Abogado y defendida vivirán un apasionado romance, hasta que ella desaparece misteriosamente.
Veinte años después, Andrés descubre por casualidad, en una librería de Nueva York, una autobiografía de Leire. La narración salta así a un nuevo plano, donde la vida de Leire se transforma en la propia novela. El abogado descubre el apasionante recorrido vital de esta mujer, que viajó a los lugares más recónditos del planeta y que se convirtió en una famosa pianista. Averigua aterrado también el motivo de su desaparición veinte años atrás: un terrible secreto que Leire comparte con su madre y su hija. Presenciamos entonces una extenuante carrera en la que, por un lado, Andrés huye de unos mafiosos que le persiguen y, por otro, emprende la búsqueda de Leire para acabar de desentrañar su misterio.

Las vidas de Andrés y de Leire van convergiendo lentamente en una Nueva York con muchos rostros. La necesidad de obtener respuestas que cree escondidas en la historia de Leire empuja a Andrés a seguir adelante sorteando los misterios del tiempo, de la memoria y de las sombras del pasado hacia un sorprendente final.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.