Reseñas

ENTREVISTA A LLUÍS RUEDA

HERMENAUTE

RESEÑA: TEMPUS FUGIT

LOQUELEO

RESEÑA: MAGICAL MISTERY TOUR

BERENICE

RESEÑA: UNA DIRECCIÓN EQUIVOCADA

SIRUELA EDICIONES

RESEÑA: ¡VIKINGOS!

NÓRDICA LIBROS

RESEÑA: EL MISTERIO DEL CARRUAJE

dÉPOCA

miércoles, 16 de julio de 2014

ENTREVISTA A JULIA PONS MONTORO: Autora de la saga "Memorias del Otro Lado"

MIÉRCOLES, 16 DE JULIO DE 2014

Entrevista a Julia Pons Montoro


Cuando era pequeña los cuentos que solían leerme mis padres, sentados en el borde de mi cama, trataban sobre princesas, jóvenes campesinas, rufianes, brujas, malvados duendes o pícaros buscavidas. Pero todos compartían una cosa en común, en su interior ocultaban un mensaje más oscuro e impropio de un cuento para niños. 

Retrataban una época y unos valores bastante cuestionables. En muchos de ellos se hablaba de niños odiados por sus padres y abandonados a su suerte (Hansel y Gretel o Blancanieves en su versión original), de la pobreza, la explotación y el desamparo infantil (La niña de los fósforos), del chantaje y la extorsión (El enano saltarín), de secuestros (Rapunzel), de pícaros y sin vergüenzas (El traje nuevo del emperador, uno de mi cuentos preferidos), del incesto (Piel de asno), la pederastia (Caperucita Roja), sobre la misoginia (en este aspecto se englobaría a la mayoría, que reflejan el estereotipo de la mujer como el de asistenta, tonta y casi siempre mezquina, madrastra malvada o bruja diabólica) o la superficialidad (Riquete el del Copete o El patito feo).

Hoy día la mayoría de estos cuentos para ser publicados hubiesen tenido que ser sometidos a múltiples revisiones, por considerarlos inapropiados para los niños o publicados como cuentos para adultos. De hecho, en su época los hermanos Grimm tuvieron que modificar muchos de sus historias presionados por la editorial. Pero los Grimm nunca quisieron que sus cuentos fueran leídos por los niños.

Cuando Charles Perrault escribió Caperucita Roja no pretendía contar la historia de una pobre niña que sufre la fatalidad de cruzarse con un temible lobo dotado de una inteligencia y astucia impropia de un animal que, en circunstancias normales, no habría llevado un plan tan elaborado para comerse a Caperucita sino que directamente se la hubiera zampado. En realidad, el lobo simboliza a los hombres que tratan de ganarse la confianza de pobres niñas de las que (digamos finamente) quieren aprovecharse. Esta es la moraleja que Perrault escribió en el cuento original:

Aquí vemos que la adolescencia, 
en especial las señoritas,
bien hechas, amables y bonitas
no deben a cualquiera oír con complacencia,
y no resulta causa de extrañeza
ver que muchas del lobo son la presa.
Y digo el lobo, pues bajo su envoltura
no todos son de igual calaña:
Los hay con no poca maña,
silenciosos, sin odio ni amargura,
que en secreto, pacientes, con dulzura
van a la siga de las damiselas
hasta las casas y en las callejuelas;
más, bien sabemos que los zalameros
entre todos los lobos ¡ay! son los más fieros.
 

Convertidos en clásicos estas historias son leídas por los padres a sus hijos sin plantearse el mensaje que estos encierran. Seguramente si dichos cuentos no estuvieran firmados por unos hermanos Grimm, un Perrault o un Hans Christian Andersen nos pensaríamos más el papel que estos juegan en la educación de los niños.

¿Y os preguntaréis a qué viene toda esta parrafada? Pues viene muy al caso aunque no lo parezca. Julia Pons Montoro es la autora de la saga de cuentos Memorias del Otro Lado. Julia se puso en contacto conmigo y me pidió que leyera el primer volumen de esta saga titulada Féyzlim en el País de las Quimeras y, por supuesto, quise entrevistarla para que todos pudierais saber mejor de que trata esta historia tan original y tan bien escrita.

Pasemos a conocer mejor a Julia y a su protagonista Féyzlim, una curiosa fábezmik.

¿De qué trata Féyzlim en el País de las Quimeras?

“Féyzlim en el País de las Quimeras” es un cuento largo en siete capítulos, una aventura repleta de magia y fantasía. En este libro se nos introduce a la saga “Memorias del Otro Lado”. El prólogo con el que comienza nos relata cómo, al principio de los tiempos, los innumerables Reinos mágicos se encontraban unidos y en equilibrio. Más tarde apareció un ser misterioso del que nadie nada sabía; lo apodaron “el Tejedor de Engaños”.

Este ser quería robar la sabiduría prohibida y logró hacerse con parte de ésta. Pero sus planes no salieron tal y como esperaba, algo se torció. Furioso, provocó la Gran Caída, un cataclismo que hizo que nuestro mundo –llamado desde entonces la Dimensión Mortal– se separara de los demás Reinos. Fue así cómo los humanos fuimos engañados y olvidamos de dónde procedemos.

Muchos siglos más tarde nace Féyzlim, una fábezmik, un ser nacido de sueños cumplidos. Por desgracia, el mismo día de su nacimiento le robarán a su mejor amiga: su sombra; y con ella, parte de su poder. Para poder recuperarla, tendrá que afrontar un duro viaje repleto de encuentros más o menos afortunados, atravesando países diversos y descubriendo que el mundo que la rodea no es tal y como ella esperaba. Pero si algo caracteriza a Féyzlim es su fuerza de voluntad: no se rinde ante nada.



¿Qué es un fábezmik?

Los fábezmiks son uno de los pueblos mágicos que aparecen en “Memorias del Otro Lado”. Estos seres nacen cada vez que a alguien se le cumple un buen sueño o deseo. La alegría de esa persona se “condensa” en forma de humo y, tras atravesar una serie de chimeneas mágicas, da nacimiento a un fábezmik. Su cometido es conceder más deseos para que, así, nazcan más seres de su especie. Para ello, cuentan con su sombrero- fábezmik, en el que se concentra la energía mágica que poseen. Los fábezmiks son seres con aspecto humano e infantil, y podremos aprender mucho más de ellos a lo largo de la saga.

Según tengo entendido estás escribiendo una saga que has llamado Memorias del Otro Lado en la que se engloba Féyzlim en el País de las Quimeras, ¿de cuántos libros va a constar?

La saga va a constar de seis volúmenes. Escribí el primer manuscrito hace años, he estado trabajando sobre él y, finalmente, me he decidido a publicarlo. Tengo escrita la totalidad de la obra y, actualmente, estoy preparando el tercer volumen para su publicación.

Ahora las novelas para el público adolescente se han puesto de moda, ¿por qué te dio por escribir un libro para niños?

Me encanta la literatura que se ha dado en llamar infantil o juvenil. Opino que, si un libro está bien escrito, para poder disfrutarlo no debería haber límites de edad. Si bien“Memorias del Otro Lado” es una saga para todos los públicos, estoy segura de que, tanto el lector adulto como el adolescente, podrán hacer lecturas diferentes de la historia que, a menudo, está cargada de dobles mensajes y mucho contenido simbólico. Si se presta atención, bajo esa cáscara infantil, se esconde algo más.

Asimismo, los personajes, aún infantiles en el primer libro, irán madurando a lo largo de la saga, pasando por una serie de transformaciones, y podremos profundizar en la psicología de cada uno. Ya se puede ver algo de esto en el segundo libro, “En la colina de Brys-Néil”, más oscuro que el primero.

¿Qué libros recuerdas de tu infancia con más cariño?

Hay muchos libros de mi infancia que me marcaron y me siguen encantando. Además, cuando los lees de adulto, te das cuenta de esos mensajes ocultos que dejan los autores.

Algunos de mis favoritos serían: “La historia interminable” de Michael Ende; “Peter Pan y Wendy” y “Peter Pan en los jardines de Kensington” de J.M.Barrie, si bien ya era una preadolescente cuando los leí; “El señor de los anillos” de Tolkien; y, en general, me fascinaban los libros de Roald Dahl y Enid Blyton. Aunque la verdad es que me enganché a la lectura con ocho años gracias a una autora española, Elena Fortún, y sus libros de “Celia”, una niña traviesa y muy imaginativa con la que me identificaba.



¿Siempre quisiste ser escritora? ¿Hubo alguien que te inspirase más para querer serlo?

Siempre imaginé otros mundos, seres mágicos y aventuras, pero quise comenzar a escribir con diez años. Fue entonces cuando mi padre me enseñó a usar un procesador de textos por primera vez, y me di cuenta de que podía escribir todo aquello que se me ocurriera. El resultado fue “Aventura en Elfland”, un pequeño relato que aún conservo.

Después gané el primer premio de un concurso infantil en la biblioteca de mi ciudad, “La primera aventura del club Ápeca”, que quedó inconclusa pues necesitaba de una segunda parte. Todos estos cuentos infantiles han influido en mi imaginario.

No sé si alguien me inspiró más a la hora de escribir, supongo que todos estos autores que he mencionado en la pregunta anterior. Adoraba sus libros y quería crear historias, al igual que ellos.

¿Te estás encontrando con muchos obstáculos para publicar tus libros o ya hay alguna editorial interesada?

Por ahora no hay ninguna editorial interesada. Es difícil hoy en día que las editoriales den una oportunidad a los escritores noveles. Al principio me fue difícil encontrar la mejor manera de autopublicar mis libros, pero estoy muy contenta con la opción que he elegido. Para mí, lo más importante es llegar a los lectores.

Aunque sea una obra principalmente infantil, ¿consideras que puede
ser leída por personas de todas las edades?

Totalmente. El lector de cada edad hará una lectura diferente de la historia. Cuando leemos esas obras maestras que son “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry, o la antes mencionada “Peter Pan y Wendy”, de Barrie, vemos que parecen libros para niños, pero esconden mucho más.

Todos hemos sido igual de inocentes que Féyzlim en alguna ocasión y, al igual que ella, nos hemos visto arrastrados por las circunstancias y obligados a aprender de ellas. Mis libros transmiten un mensaje optimista: por muy mal que vayan las cosas, siempre se puede encontrar una salida.

Los libros que has sacado por el momento vienen acompañados de bellas portadas dibujadas por ti, además de escritora, ¿te gustaría ser ilustradora de libros para niños o de libros en general?

Por supuesto. He dibujado desde niña. Mi padre es artista, pintor y grabador, así que he vivido rodeada de cuadros desde que nací. Estudié la carrera de Bellas Artes porque quería ilustrar y poder acompañar con imágenes las historias que escribo.

¿Dónde podemos adquirir Féyzlim en el País de las Quimeras?

Por ahora, sólo en Amazon. El primer libro y el segundo están disponibles en formato Kindle y también en papel.

Para terminar, ¿qué le dirías a nuestros lectores para que se animen a leer Féyzlim en el País de las Quimeras?

Les diría que se atrevan a soñar, a dejarse llevar, sin prejuicios. Vivimos rodeados por todo tipo de problemas que, a veces, no nos dejan ver lo fascinante que es el mundo.

Los cuentos no nos hacen escapar de la realidad, por el contrario, nos enseñan a verla de una nueva forma. Los cuentos nos hablan con el mismo lenguaje que los sueños que nos visitan cada noche, son fascinantes y escalofriantes a un mismo tiempo –como los ojos de un ixilian. Están escritos con el lenguaje del alma, un lenguaje de símbolos y arquetipos, que no necesita adornos ni palabras vanas, y esa desnudez es la que nos resulta infantil. Nos recuerdan quiénes somos verdaderamente y nos invitan a no olvidarlo jamás, son un viaje por nuestra vida interior que no nos deberíamos perder.

Un fuerte abrazo para todos esos futuros lectores, para mí será un gran honor veros pasear por el Otro Lado.


Muchas gracias a Julia por concederme esta entrevista y por permitirme que pueda sortear varios ejemplares en digital de Féyzlim en el País de las Quimeras entre vosotros mis lectores. ¡¡¡¡Muchísimas gracias Julia!!!!

La historia de Féyzlim no solo está muy bien escrita, es entrañable, divertida y llena de aventuras sino que además rezuma magia a través de todas y cada una de sus páginas. Es el cuento ideal con el que disfrutar del mágico momento que es la hora de irse a dormir. Bien se lo leas a tus hijos o sobrinos (sin temor de que en él se escondan oscuros mensajes) o bien lo leas por tu cuenta (lo cual demuestra que no te asusta alimentar la imaginación del niño que llevas dentro) cumple tus sueños y haz posible que una fábezmik nazca. Déjate transportar por las aventuras que solo podrás vivir en el Otro Lado.







Título: Féyzlim en el País de las Quimeras

Autor: Julia Pons Montoro

Páginas: 97

Género: Cuento, Aventuras, Fantasía

Formato: Epub, pdf, mobi

Argumento: 
Al principio de los tiempos los innumerables Reinos mágicos se encontraban unidos y en equilibrio. Entonces llegó el misterioso Tejedor de Engaños y provocó la Gran Caída, un cataclismo que hizo que la Dimensión Mortal –nuestro mundo– se separara de los demás Reinos. Fue así cómo los humanos olvidamos de dónde procedemos. 

Muchos siglos más tarde nace Féyzlim, una fábezmik, creada a partir de los sueños cumplidos. Desafortunadamente, no tardarán en robarle a su mejor amiga: su sombra. Para poder recuperarla se verá envuelta en un largo y peligroso viaje en el que descubrirá mucho más de lo que creía saber sobre el fascinante mundo que la rodea.

Booktrailer:




¡¡¡No os olvidéis de participar en el sorteo de Apocalipsis de Nicholas Wells, hasta el 31 de julio!!!

5 comentarios :

  1. Muy buena entrevista. Me ha gustado mucho conocer a esta autora y saber de su libro. Me parece una lectura que disfrutaría mucho junto a mi hija. La tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti y a tu hija os gustará mucho, seguro. Muchas gracias por pasarte y comentar Margari. Besos!!!!!!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Leí el primer volumen de "Memorias del Otro Lado" y estoy de acuerdo contigo; es una muy buena historia para reencontrarnos con el niño que llevamos dentro.
    Me he topado con esta entrevista y me ha gustado mucho; también tu reflexión del principio me parece interesante. Respecto a eso, al contrario que lo que pareces opinar, hace poco escuché algunas entrevistas a Ana María Matute, y ella defendía que los niños pudieran leer las versiones originales de los cuentos; no le gustaban las modificaciones que se hacían y opinaba que muchas veces se consideraba a los niños más "tontos" de lo que son.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caminante, muchas gracias por pasarte y por tu comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado la entrevista a Julia. En cuanto a lo que me comentas sobre lo dicho por Ana María Matute discrepo, no porque considere que los niños son tontos e incapaces de entender el mensaje tras su historia sino porque opino que hay cuentos que no deberían ser leídos por ninguno de ellos. Por ejemplo, en Piel de Asno se nos cuenta la historia de un rey que al quedarse viudo decide casarse con su hija y esto le obliga a huir de palacio y disfrazarse con una piel de burro hasta que un príncipe se encapricha de ella y la desposa. ¿Qué moraleja se le enseña al niño, que debe temer que un día uno de sus padres quiera casarse con ellos? Se trata de un cuento sobre un pederasta.

      En la versión original de Blancanieves (la no edulcorada que todos conocemos) la protagonista tiene que huir porque su propia madre (no su madrastra) la odia al considerarla la más hermosa del reino. Su propia madre no desiste hasta que finalmente logra asesinarla y el príncipe azul captura a esta bruja y antes de ejecutarla la hace bailar con unos zapatos de hierro calentados al rojo vivo delante de toda la corte. Al final, cuando se han divertido lo suficiente la descuartizan.

      No se trata de ser sobreprotectores con los hijos y sé que hoy día se ven cosas peores en la televisión pero en este cuento se enseña a ser cruel, despiadado y a que los padres pueden querer asesinarte si eres demasiado guapo.

      No los veo apropiados pero respecto cualquier opinión contraria. Me ha gustado mucho tu comentario, me encantan los debates. Muchas gracias de nuevo por pasarte y comentar. Saludos!!!!!!

      Eliminar
    2. Lo cierto es que cuando lo dijo Ana María Matute sonaba todo muy lógico, pero según tú lo cuentas, suena también muy lógico jaja Yo creo que ella se refería más a los aspectos violentos (tipo bailes con zapatos al rojo vivo), pero quizá determinadas violencias (como la pederastia, o la de padres a hijos...) no es tan bueno que se les muestre a los niños. Tampoco soy ninguna experta en niños, desde luego =)
      Un beso!

      Eliminar

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.