Reseñas

RESEÑA: MI PRIMA RACHEL

ALBA EDITORIAL

ENTREVISTA A ALFREDO DE BRANGANZA

AMAZON

RESEÑA: GODOS

EDICIONES PÀMIES

RESEÑA: EL CASO DE BETTY KANE

HOJA DE LATA

RESEÑA: ERIK VOGLER EN MUERTE EN EL BALNEARIO

EDEBÉ

RESEÑA: EMIGRANTES

BÁRBARA FIORE EDITORA

domingo, 20 de octubre de 2013

Mis Aventuras Sobre El Papel: Las Historias del Mar

DOMINGO. 20 DE OCTUBRE DE 2013

Mis Aventuras Sobre el Papel 

Hace una semana puse en marcha una iniciativa que, como ya suponía, no ha tenido mucho éxito por culpa de la falta de lectores que por el momento tengo. La iniciativa, que a pesar de los malos resultados obtenidos no pienso abandonar, se llama Mis Aventuras Sobre El Papel y consiste en que todos aquellos que améis escribir me mandéis algún cuento, relato, poesía e incluso dibujo, lo que queráis para que yo pueda publicarlo en el blog y lo lea todo el mundo y así daros a conocer. Como me apasiona escribir y actualmente no puedo por falta de tiempo y mucho que estudiar, deseo que este blog se convierta en un lugar donde, todo aquel que adora jugar con las palabras para crear sus propias historias y todo aquel que se deleite leyéndolas, venga aquí y pueda hacerlo. 

Deseosa de que esta iniciativa tenga éxito (os sigo rogando que participéis) quiero ser yo la primera en dar un paso al frente y dejaros un pequeño relato que escribí hace mucho. Aún estaba en el instituto cuando esta historia surgió y fue fruto de mi interés por participar en un concurso que se celebraba en mi ciudad para conmemorar el centenario de nuestro puerto. Espero que esto sirva de ejemplo de lo que anhelo conseguir con el tiempo y os haga disfrutar un poco, aunque os pido que seáis indulgentes conmigo pues hace mucho que lo escribí y era muy joven cuando lo hice. Por cierto, para aquellos que se lo pregunten sólo quedé finalista y me llevé una birria de Mortadelo y Filemón y un libro que ya tenía en mi estantería.

Ojalá os guste y gracias por leerlo.



Las Historias del Mar

Hace ya bastante tiempo de esta historia, tanto que mi memoria ha rectificado algunos detalles, pero no por ello la he olvidado. Por diversos sucesos en mi vida acabé visitando una ciudad de la costa de G*: M*.

M* era un lugar curioso, de casas blancas, y muy conocido por su caña de azúcar, cuyos cultivos dominaban gran parte de la zona. Me resultaba curioso porque la primera vez que oí hablar de M*, creía que se trataba del típico pueblo pesquero con las casas pegadas a la costa y al nivel del mar. Pero me equivocaba, las casas se hallaban a más de dos kilómetros de la costa, construidas en la ladera de una montaña. Las montañas y el mar se encontraban muy cerca y parecían aislar a M* del resto del mundo, formando dos barreras naturales infranqueables. La razón de que las casas estuvieran tan lejos de la costa, como más tarde averigüé, se remontaba a varios siglos atrás, cuando los piratas berberiscos amenazaban el Mediterráneo.

Me dijeron que la persona que buscaba podía estar en el puerto y hacia allí me dirigí. Pasé ante varios almacenes y pregunté a unos estibadores que descargaban la mercancía de un gran barco, pero dijeron que esa persona no volvería hasta más tarde. Como no tenía nada que hacer y el fuerte olor a pescado de la mercancía me mareaba, decidí dar un paseo. Cuando dejé atrás la zona más comercial del puerto comencé a percibir mejor ese salado olor a mar. Se había levantado viento y las nubes amenazaban con tormenta, el mar bravío golpeaba con fuerza el casco de las pequeñas embarcaciones que se balanceaban al vaivén de las olas, y algunos rayos de sol se asomaban tímidamente entre las nubes que avanzan impasibles oscureciendo todo a su paso. Sin previo aviso los relámpagos iluminaron el cielo y la lluvia comenzó a caer con fuerza sobre el puerto. Encontré refugio en un pequeño bar de pescadores que tenía aspecto de antiguo.

El local se encontraba en penumbra, apenas entraba una tenue luz por las sucias ventanas y habría creído que era el único cliente si no hubiera tosido uno de los marinos mercantes que había sentados a la barra. Preferí sentarme en una de las mesas próximas a las ventanas y comencé a contemplar las fotografías en blanco y negro que adornaban las paredes. En una se veía a unos pescadores sonriendo junto a una gran captura, en otra la inauguración de un barco, en una había una tripulación con aspecto de cansados y demacrados mientras que al fondo se podían ver los restos de una embarcación, y así eran la mayoría. Se abrió una puerta y salió el que debía ser el dueño. Era un hombre bajito y de espeso bigote negro con andares de pingüino, que traía unas velas del almacén.

-                - Esto es lo mejor que he encontrado -les dijo a los marinos.

-                - Menos mal, porque ya no me distinguía ni las manos -respondió uno de ellos con un fuerte acento extranjero.

            - Por fin alguien se percató de mi presencia.

-                - ¿Qué le pongo? -me preguntó.

Tras un rato los dos marinos pagaron y se dirigieron a la puerta. Nada más abrir, el frío viento arremetió contra los que estábamos dentro y pude ver cómo la lluvia caía incluso más fuerte que antes. Aquello más que una tormenta parecía una lucha encarnizada entre las fuerzas de la naturaleza.

-                - Me parece que hoy no zarpamos -dijo el marino más robusto a su amigo.

Este tenía unas cuantas cicatrices que le surcaban el rostro y le faltaba una mano. El compañero no tenía cicatrices ni le faltaba una mano, pero estaba muy castigado y tenía unas profundas ojeras que le daban cierto aspecto calavérico. Sus ropas eran un poco extrañas, pues se me antojaban un tanto anticuadas, aunque como todo en ese bar. Los marinos volvieron a sentarse a la barra.

-           - Todo pasó un día como éste -dijo una voz. Por primera vez vi la silueta de un hombre semioculto entre las sombras, en una mesa al fondo. Se inclinó hacia delante y la luz de las velas descubrió el rostro de un anciano pescador de piel curtida y muy morena. Debía de contar con unos sesenta y tantos años, como delataban su pelo blanco y las marcadas arrugas.

-            - Esto se pone interesante, hace mucho que no contaba lo sucedido -me dijo el dueño en un confidencial susurro.

-                - ¿Qué murmullas? -le espetó el anciano pescador. Tomó un sorbo de su cerveza y continuó. -Como decía, todo ocurrió un día como éste. Nada parecía anunciar la tormenta que más tarde se adueñó del cielo y enfureció a la mar sacando su lado más agresivo. El día transcurrió como si nada, con el sol resplandeciente. Yo había decidido ir a pescar ese día por la noche, para estar más tranquilo sin la presencia de otras embarcaciones pululando por allí, ni de las obras de ampliación del puerto. Aún recuerdo estar caminando por el muelle hacia mi barca y contemplar la luna llena en lo alto del despejado cielo. La mar estaba tranquila y parecía acunar suavemente la barca mientras me alejaba de la costa. Coloqué las redes y puse un farolillo para atraer a los peces.

 "Después de un rato seguían sin aparecer, así que pasé la mano varias veces por la luz del farol. Y la vi. Una figura de mujer en el fondo. Lo primero que pensé es que alguien se había caído de algún barco, pero no vislumbré ninguno. Cuando me disponía a saltar para rescatarla ya no estaba. El farolillo ya no era suficiente luz. Alcé la vista y las nubes de tormenta se habían tragado la luna. La brisa se tornó ventisca y el agua comenzó a estar cada vez más inquieta. Una ola golpeó la barca dándole la vuelta y algo me dio en la cabeza. Recuerdo que antes de quedarme inconsciente comencé a sumergirme en las profundidades oceánicas sintiendo cómo la cabeza se me iba. Debí de estar inconsciente varios minutos. Cuando desperté la mar, enloquecida, chocaba con fuerza contra la costa que se acercaba vertiginosamente. Algo tiraba de mí a mucha velocidad. Me sentía tan aturdido que no me di cuenta cuándo esa cosa me lanzó a la orilla. Unas cuantas nubes se movieron dejando a la luna iluminar el aspecto del ser que me había salvado. Tenía forma humana, como de mujer, con un largo cabello negro azabache, cuya piel era de escamas de un verde azulado. Desapareció entre las bravías olas siendo su cola lo último que pude ver".

-                   - Menuda ridiculez, además de borracho, pirado -dijo el marino manco.

              - ¡Cómo te atreves! -le gritó muy enfadado el pescador al que le temblaba de manera convulsiva el vaso de cerveza.

-                 - Me atrevería incluso a decir que la única caña que has manejado en tu vida es la que tienes en la mano.

El comentario del marino hizo que se levantara con tanta brusquedad que tiró la silla.

-         - ¡Maldito! Antes de que tú nacieras yo ya era pescador en este puerto. Mi abuelo y mi padre dieron su vida a la mar y ayudaron a levantar el puerto de M* cuando vinieron los catalanes. Mi abuelo participó en la construcción del muelle para que la gente como tú no tuvieran que esperar a otras barcas para descargar las mercancías, y...

-         - Haya paz, haya paz -interrumpió en tono conciliador el dueño. -No vale la pena.

Pero el marino lo ignoró por completo.

-         - ¿Quieres oír una historia de verdad? -cogió una de las velas y se sentó a la mesa del pecador. - Pues escucha, abuelo.

Hizo una pausa durante la cual el anciano pescador fulminó al marino con la mirada, y continuó:

-       - Mi amigo y yo nos habíamos embarcado en un carguero para Gran Bretaña. Durante varios días no sucedió nada, el cielo estaba despejado y el mar en calma. Pero a la mañana siguiente el sol ya no viajaba con nosotros y aún recuerdo cómo el frío viento nórdico azotaba nuestros rostros en cubierta. Llevábamos mercancía de más y habíamos tenido que poner parte de la carga en cubierta. Cuando estábamos enganchando la cosas, aquí mi amigo, se dio cuenta de que los cables estaban muy deteriorados, y se lo dijimos al capitán, pero nos gritó que nuestro trabajo era otro, no el preocuparnos por el mantenimiento del carguero. Mientras terminábamos de asegurar los cables el tiempo cambió bruscamente provocando un fuerte oleaje y, debido al peso excesivo, el barco comenzó a zozobrar peligrosamente. Juntos intentamos terminar de asegurar las últimas mercancías, sin embargo en ese momento el barco se inclinó demasiado, los cables no soportaron el peso y tiraron la mercancía al mar, arrastrándome a mí con ella. Noté que uno de los objetos que transportábamos me seccionaba la mano - dejó ver ante todos el muñón que en otro tiempo había sido su mano -, y la sangre tiñó la zona en la que me debatía con el mar para no ser engullido. El frío Atlántico me entumecía los músculos y me atravesaba dolorosamente, como si me clavaran agujas de hielo. Mi camarada no vaciló y se lanzó al agua, pero no fue el único que quería rescatarme, los tiburones habían percibido la sangre. No recuerdo nada más pues quedé inconsciente, aunque sé que desperté en una bonita playa.

Tanto el pescador como el marino se quedaron mirando con aire desafiante durante un rato.

-        - Ninguna sirena vino a rescatarme, debían estar muy ocupadas peinándose -le dijo con sorna.

-           - ¡Yo sé lo que vi! -le gritó el otro y volvieron a enzarzarse en una disputa.
  
Fuera la lucha entre las fuerzas de la naturaleza cesó. El sol había ganado a la tormenta, cuyas nubes, acompañadas por el viento, se retiraban hasta la próxima batalla. Me hubiera gustado quedarme a escuchar más historias, pero tenía una cita que no podía eludir.

Por alguna extraña razón, a pesar de haber zanjado el asunto que propició mi viaje, estuve en M* unos días más. El último día antes de mi marcha, decidí volver al puerto para visitar el bar de pescadores. Ya no me pareció tan anticuado por fuera. Por dentro todo estaba más limpio y luminoso, y las paredes tenían más fotografías, incluso algunas en color.

Mientras esperaba a que apareciera el dueño para que me atendiera, vi una fotografía suya en la que sonreía junto a un niño pequeño, más abajo otra mostraba el rostro moreno y curtido del pescador, pero esta foto pertenecía a un recorte de periódico, en cuyo titular ponía: “Pescador desaparece en mitad de una tormenta en la costa de M*”. No salía de mi asombro, en el recorte ponía que había sucedido en 1930, hace más de veinte años. Salió un hombre del almacén y me preguntó qué deseaba. Le pregunté por las fotografías, en concreto por la del pescador, me contó que había desaparecido una noche hace mucho tiempo y nunca se pudo encontrar su cuerpo. También le pregunté por la del dueño, que resultó ser su padre, que muy aficionado a la pesca se fue un día a pescar a las rocas, con tan mala suerte que una ola lo tiró y el fuerte oleaje hizo que se ahogara. Conforme me iba contando, el terror me invadía. ¿Acaso me había vuelto loco y todo me lo había imaginado? Me contó que hacía ya bastante, llegaron a la playa de M* los cuerpos de unos marinos mercantes que desaparecieron de un carguero en alta mar varios días después de salir del puerto rumbo a Gran Bretaña. Pero lo que más me aturdió fue cuando me confesó que no era el primero que le preguntaba por su padre, el pescador y los dos marinos.

Mientras dejaba a mi espalda el bar, decidí dar un paseo por el muelle. Las gaviotas volaban majestuosas en el cielo a la vez que las coloridas y desgastadas barcas de los pescadores se balanceaban suavemente. Los almacenes, las máquinas, los barcos y todo el puerto en conjunto, fue bañado por el rojizo resplandor del sol que se escondía en el horizonte. Loco o no, nunca olvidaré esa imagen y aún menos las historias. He seguido visitando M* y en especial ese lugar del puerto en el que he vivido los mejores momentos de mí vida.


FIN
                                                                                                             Ana Granger

domingo, 13 de octubre de 2013

Mis Aventuras Sobre El Papel: La Primera Iniciativa de El Aventurero de Papel

DOMINGO, 13 DE OCTUBRE DE 2013

Mis Aventuras Sobre El Papel


"Meggie se había trazado un plan: quería aprender a urdir historias como Fenoglio. Deseaba aprender a reunir palabras que leer a su madre sin preocuparse de quién podía salir y mirarla con ojos enfermos de nostalgia. Sólo las palabras podían devolver a su mundo a todos aquellos que estaban hechos de letras, y por eso Meggie decidió que las palabras se convertirían en su oficio. Y ¿dónde podía aprender mejor que en una casa en cuyo jardín anidaban las hadas y los libros susurraban de noche en las estanterías?

Como ya su padre le había dicho en cierta ocasión: escribir historias también guarda relación con la brujería".

                                       Fragmento de Corazón de Tinta de Cornelia Funke

Escribir historias y que algún día estas mismas sean leídas por otros es mi mayor sueño y una de las razones por las que decidí crear este blog. Mis circunstancias actuales me impiden centrarme en aquello que más deseo: escribir. Ahora tengo otras responsabilidades de las que debo hacerme cargo antes de poder zambullirme de lleno en las historias que manan de mi mente y de mi corazón y que hoy por hoy deben permanecer en estado latente hasta que llegue el día en que pueda despertarlas y hacerles ver la luz del sol.

Puesto que algún día deseo crear mundos enteros y personajes con el poder que encierra cada palabra y con la magia que los escritores desprenden al escribir sus historias, quiero proponeros algo. Hace tiempo que esta idea ha estado madurando dentro de mí pero también soy consciente de lo difícil que va a ser lograr vuestra colaboración. Soy un blog joven y poco conocido y quizás soy demasiado ambiciosa por proponer esta iniciativa a la que he bautizado con el nombre de: Mis Aventuras Sobre El Papel.

Mis Aventuras Sobre El Papel es una iniciativa, que lejos de ser pionera, pretende dar a conocer las historias de aquellos, que al igual que yo, disfrutan escribiendo y plasmando sobre el papel sus propias aventuras. Me encantaría que me enviaseis vuestras historias para que yo pueda publicarlas en el blog y todo el mundo pueda leerlas. Pero ¿cómo participar?



 Normas de la Iniciativa

Para participar lo único que hay que hacer es lo que sigue:
  • Mandarme un correo a elaventurerodepapel@gmail.com adjuntándome vuestra historia, en asunto pondréis el nombre de la iniciativa Mis Aventuras Sobre El Papel/Título de la Historia, en el correo os pediría que me hicieseis una sinopsis de la obra y me contaseis algo sobre vosotros. 
  • Se puede usar un seudónimo sino queréis usar vuestro nombre real.
  • No me importa si se trata de un relato, una poesía, un cuento o una novela. En el caso de las novelas estas se publicarán por capítulos.
  • El género es libre salvo las historias que sean de índole erótica y/o sexual, deseo que todo aquel que entre en el blog, tenga la edad que tenga, pueda leer lo que aquí se publique. Las historias que no cumplan con esto serán rechazadas. Pido que por favor que me especifiquéis el género. 
  • Todas las historias recibidas serán publicadas lo más rápido posible en función de su recepción.
  • Me reservo el derecho de decidir cuales publico. Las que no se publiquen no serán utilizadas por mi para ningún otro fin. Para su publicación siempre se contará con el pleno consentimiento de sus autores y cualquier aspecto sobre las mismas serán consultadas con su autor. De todas formas me reservo ciertos derechos sobre el aspecto visual de la publicación de las historias y sobre su frecuencia de aparición en el blog.
  • Es obligatorio que me sigáis en Bloglovin, no por cuestiones de publicidad, sino para que podáis saber en todo momento cuando son publicadas vuestras historias pues no siempre tendré tiempo para avisaros. También es obligatorio que dejéis un comentario en esta entrada confirmándome así vuestra participación.
Para cualquier duda me escribís un e-mail y os contestaré a la mayor brevedad posible. Para aquellos que tengáis blogs y queráis ayudarme a difundir esta iniciativa, para que pueda ser posible, os pediría que pusieseis alguno de los banners que más os guste en un lugar visible de vuestra página. 














También podéis ponerlas todas en movimiento mediante este gif.

Muchas gracias por participar y ojalá os animéis a hacerlo. Tengo muchas ganas de recibir vuestros correos.

domingo, 6 de octubre de 2013

ACTUALES: Fuego Oscuro

DOMINGO, 6 DE OCTUBRE DE 2013



Para leer y/o descargar más libros pincha en La Biblioteca o consulta nuestros Catálogo Clásicos y Catálogo Novelas

Fuego Oscuro

Título: Fuego Oscuro: Las Llaves de las Naiades I
Autor: Falch, Ariadne
Género: Romance paranormal, Fantasía, Gótico
Idioma Original: Español


Argumento: Varios clanes rivales de elfos oscuros han sido condenados al exilio en la tierra. Volver a Siri-Ardhi es para ellos un asunto de vida o muerte y estan dispuestos a matar para lograrlo si es necesario.

Violet se muda temporalmente a Alaska donde encuentra no solo el amor, sino tambien la llave del portal hacia Siri-Ardhi que los elfos estan buscando y esto no solo va a poner en riesgo su vida, sino la de dos elfos rivales que estan predestinados a ser sus guardianes y que tendran que enfrentarse no solo contra su propia familia sino contra otros clanes y finalmente contra las fuerzas infernales por ella.

Violet debera elegir a quien le va a entregar su corazon, pero justo cuando cree que ha tomado la decision definitiva su destino cambia haciendo que la eleccion sea mucho mas dificil de lo que ella creia.

Pero podra realmente el amor triunfar aun en medio de una lucha por el poder en el reino oscuro? Lograra Violet deshacerse de los poderes de la llave antes de que estos le cuesten su vida y las de aquellos que la aman?


Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos: La Nueva Mina de Oro de la Warner Bros

DOMINGO, 6 DE OCTUBRE DE 2013

Animales Fantásticos y Dónde 

Encontrarlos

Puesto que por aquel entonces, sobre el 2001, Internet no era para mí más que un sueño inalcanzable del que, dada mis circunstancias económicas, me veía privada, solía tardar el doble de tiempo que el resto en enterarme de cualquier novedad, ya fuera literaria o cinematográfica, a no ser que hablaran de ello en televisión.

Un día en el centro comercial de mi ciudad me encontraba acompañando a mis padres en el ritual de la compra semanal. A pesar de que a mi madre no le gusta que mi padre y yo perdamos el tiempo curioseando en otras secciones, como la de electrónica o la de libros, logramos empujar el carro hacia esta última. De pronto, mi padre me señaló un librito verde, de aspecto castigado que en realidad no lo estaba, sino que era parte de su estética de venta, cuyo título rezaba Quidditch a través de los tiempos escrito por un tal Kennilworthy Whisp. Al descubrir que era de J.K. Rowling me lo compraron in situ y yo volví a casa contentísima por tener entre mis manos una nueva novela de la escritora de Harry Potter, que aliviaría mis ansias por leer los siguientes libros sobre Harry que, por aquel entonces, aún le quedaban por publicar.

Bueno seguro que os preguntáis qué tiene esto que ver con Animales fantásticos y dónde encontrarlos, pues muy simple, no supe de su existencia hasta mucho tiempo después. Tras comprar otro libro titulado Los mundos mágicos de Harry Potter de David Colbert, descubriendo que el del Quidditch no era el único que la autora había publicado para Comic Relief, que es una organización benéfica británica.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos no es más que un bestiario en el que se recopila información sobre todas aquellas criaturas sobrenaturales que Newt Scamander descubrió e investigó a lo largo de los años que se pasó recorriendo el mundo. Pero ¿quién es Newt Scamander?


"Newton (Newt) Artemis Fido Scamander nació en 1887. Su interés por las criaturas fabulosas fue alentado por su madre, que era una apasionada criadora de bellos hipogrifos. Cuando se graduó en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, el señor Scamander pasó a formar parte del Ministerio de Magia, en el Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas. Después de dos años en la Oficina para el Realojamiento de los Elfos Domésticos, años que describe como «tediosos a más no poder», fue destinado a la División de Bestias, donde sus prodigiosos conocimientos sobre animales mágicos insólitos le aseguraron un rápido ascenso. 

Pese a ser prácticamente el único responsable de la creación del Registro de Hombres Lobo en 1947, dice que su mayor orgullo es la Prohibición de la Reproducción Experimental, que se aprobó en 1965 y que ha contribuido eficazmente a impedir que se creen nuevos e indomables monstruos dentro de Gran Bretaña. El trabajo del señor Scamander en la Agencia para el Estudio y la Vigilancia de los Dragones le procuró numerosos viajes de investigación al extranjero, durante los cuales recabó documentación para su superventas mundial, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, que se halla en su edición número cincuenta y dos.

Newt Scamander fue premiado en 1979 con la Orden de Merlín, Segunda Clase, en reconocimiento a su labor en el estudio de las bestias mágicas, la Magizoología. En la actualidad está retirado y vive en Dorset con su esposa Porpentina y sus mascotas kneazles: Hoppy, Milly y Mauler".

                      Fragmento de Animales fantásticos y dónde encontrarlos


Debo añadir algunos datos que en los párrafos anteriores no se recogen. La fecha de su fallecimiento sigue siendo un misterio, lo cual puede indicar que aún siga vivo, teniendo en la actualidad unos 95 años. Otro dato curioso es que su nieto Rolf Scamander, un mago biólogo, se casó con su compañera bióloga Luna Lovegood a los 24 y tuvieron a los gemelos Lorcan y Lysander Scamander. 

La idea de escribir este libro surgió cuando la editorial Obscurus Books le propuso a Scamander en 1918 escribir un compendio autoritativo de criaturas mágicas para ellos. Newt aceptó y con ello pasó muchos años recorriendo los cinco continentes en busca de las criaturas más extrañas y fascinantes. 

Pero mi intención con esta entrada no es limitarme a hacer una reseña de esta curiosa novela que a pesar de todo me aburrió un poco. Aunque muy bien escrita e impregnada de la magia que caracteriza a todas las obras de Rowling sobre el mundo de Harry, al tratarse de una descripción por orden alfabético de extraños seres con nombres superdifíciles de pronunciar llegaba un momento en que se hacía algo pesado. De todos modos lo recomiendo fervientemente a todo buen fan de Harry y su mundo que aún no lo conozca (cosa que dudo). No, en realidad lo que pretendo es hablar de otro tema del que muchos ya habrán oído comentar por la red: las nuevas películas que la Warner prepara sobre el mundo mágico de Rowling.

La productora no quieriendo perder el filón de esta gran saga ha decidido llevar al cine una serie de historias basadas en los libros: Quidditch a través de los tiempos, Animales fantásticos y donde encontrarlos y Los Cuentos de Beedle el Bardo. La primera de las adaptaciones será la de Newt. En ella no aparecerán ni Harry ni Ron ni Hermione pues esta se sitúa 70 años antes de lo que todos hemos leído.

La historia comienza en el Nueva York de los años 20 con un jovencísimo Newt a punto de emprender el viaje de su vida en busca de criaturas sobre las que escribir en su libro. La película será producida por la Warner Bros al igual que lo fueron las anteriores de la saga de Harry Potter y el guión será escrito por la propia Rowling que ahora mismo trabaja en su elaboración. 

No se sabe para cuando estará y son muchos los nombres que se barajan para hacer de Scamander, como el del protagonista de Slough Millionaire, Dev Patel Thomas Brodie-Sangster, de Juego de Tronos, aunque no son los únicos cuyos nombres están en el aire habiendo al menos otros ocho actores más. Si os interesan sus nombre os recomiendo que leáis el siguiente artículo de la página sensacine.com pinchando aquí.

Por supuesto, todo esto significa que el rodaje no ha comenzado y que aún queda mucho para que veamos las primeras imágenes y el trailer de esta curiosa película. Estando Rowling detrás de todo y siendo su mundo mágico el retratado, la Warner Bros no tendrá problema en llenar los cines de medio mundo. Desde luego yo iré a verla.



         





Título: Animales fantásticos y dónde encontrarlos
Autor: Scamandar, Newt (J.K. Rowling)
Editorial: Obscurus Books en colaboración con Comic Relief. En España Editorial Salamandra.
Año: 1927 (2001)
Género: Ficción especulativa, Fantasía, Manual, Bestiario
Idioma: Español
Idioma Original: Inglés


Argumento: Manual o compendio autoritativo de criaturas mágicas de los cinco continentes. (Es un libro escrito por J.K. Rowling en 2001, basado en el título homónimo que aparece como libro de texto de Harry Potter en Harry Potter y la Piedra Filosofal).

 5% de descuento con el código  elaventurerodep