Reseñas

RESEÑA: ME LLAMO ÁNGELA Y TENGO UN CROMOSOMA MÁS

TOWN DOWN

RESEÑA: EL CLUB DE LOS MEJORES

EDICIONES B

ENTREVISTA A ANGELA PINAUD

BERENICE

RESEÑA: EL ESTORNUDO DE LA MARIPOSA

EDHASA

ENTREVISTA A REBECA ÁLVAREZ

BRUÑO

RESEÑA: 4_JINETES

ANAYA

sábado, 28 de septiembre de 2013

El Secreto de la Pirámide: ¿Quién es Alan Arnold?

SÁBADO, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2013

El Secreto de la Pirámide


Por lo general, son los libros los que inspiran la mayoría de las películas pero ¿cuántas películas inspiran la creación de un libro?. El Secreto de la Pirámide es una de esas raras excepciones.

Estrenada en 1985, la película El Secreto de la Pirámide (Young Sherlock Holmes) fue producida por Steven Spielberg, dirigida por Barry Levinson y su guión fue escrito por Chris Columbus. Columbus no queriendo profanar la historia original, se basó cuanto pudo en las novelas tan bien conocidas por todos, pero dando origen a una historia muy original y emocionante.

En el Londres de 1870 Sherlock Holmes está estudiando en la prestigiosa Brompton Academy. Durante su estancia allí, conoce al que será luego su inseparable amigo de aventuras, aún aspirante a médico y algo glotón, John Watson. Juntos investigarán el suicidio de una serie de miembros importantes de la comunidad cuyas muertes hacen sospechar a los dos jóvenes de que se tratan más bien de asesinatos perpetrados por una misteriosa organización criminal. Amor, misterio, amistad, crímenes y aventuras se fusionan en una sola creando esta fabulosa trama que, aunque ficticia y rompiendo con la historia original escrita por Arthur Conan Doyle , rinden homenaje y ensalzan a dos de los personajes más famosos de la literatura y el cine, mostrándonos por primera vez cómo habrían sido los Holmes y Watson adolescentes.

La película, que tantas veces han puesto los fines de semana en televisión, siempre me ha encantado y la he visto cientos de veces, hasta me la grabé en vídeo. El trío protagonista formado por Holmes, Watson y la novia del primero ahora me recuerdan a los Harry, Ron y Hermione de J.K. Rowling, que hasta cuentan con su propio Draco Malfoy encarnado en un muchacho rubio, adinerado y malintencionado que es el mayor enemigo de Holmes dentro de la escuela.

Lo que más me gustó de esta versión de las aventuras de Holmes es que tratan de dar respuesta a algunos de sus comportamientos de adulto, como su rechazo al amor y a las mujeres.



La razón por la que escribo esta entrada, es porque cuando aún estaba en el colegio solía ir con frecuencia a una biblioteca del centro que era la única que contaba con una sección infantil y juvenil. Después de un rato martirizando a mi padre por mi indecisión a la hora de escoger un libro, vimos uno titulado El Secreto de la Pirámide que ponía que estaba basado en dicha película. En la portada aparecía una foto del actor que interpretaba a Holmes y la edición era bastante vieja, del 86. Sin pensármelo dos veces, y para alivio de mi padre, lo saqué en préstamo. 

El libro me gustó bastante. Se contaba lo mismo que podemos ver en la película pero profundizaba más en los acontecimientos que habían propiciado las muertes y las razones ocultas que los motivaban. En la película no quedaba tan claro ya que no podían extenderse demasiado en esa clase de hechos. Esa parte debo confesar que me aburrió mucho por lo extensa que era y los muchos detalles que daban pero ahora sé que este paréntesis era más que necesario para entenderlo todo. En general, la forma de narrar la historia me gustó y quitando lo anteriormente dicho creo que no tiene nada que envidiarle al resto de libros que nacen como tal y que no se convierten en producto de una película previa. Lo único que no esperes encontrarte mucho más de lo que sale en el largometraje.


Otro aspecto que se trata en la novela y que en la película no queda tan claro, es el motivo que lleva a Holmes a ser una persona tan deductiva y proclive a querer averiguar la verdad por encima de todo. En la película hay un breve atisbo de su niñez, gracias a ciertos dardos envenenados, que hacen alucinar a Holmes durante la huida por el cementario. Aquí se nos da la primera pista aunque al principio de la cinta la novia de Holmes hace alarde de poseer también ciertas dotes deductivas que te hacen sospechar de la influencia que ésta puede haber tenido en la formación de Holmes como detective. La novela por el contrario dedica un capítulo entero a explicar que tormentoso asunto familiar hizo a Holmes ser como es.

Sobre el autor de esta obra, Alan Arnold, no he podido encontrar nada en absoluto. A parte de figurar como su autor parece ser un desconocido para Internet y no haber escrito nada más desde o antes del 86. Esto me ha llevado a plantearme que tal vez sea un seudónimo ¿pero quién podría publicar el libro de una película cuyo estreno fue en el 85 tan sólo un año después, sin tener problemas con los derechos de autor? O bien la persona era un escritor independiente contratado por los de la película para hacer el libro y repartirse los beneficios o bien era alguien de la filmación que usando un seudónimo la escribió (¿tal vez el propio Columbus?). 

Sea como fuere es indiscutible que Doyle dio en el clavo el día que decidió crear a Holmes y al Dr. Watson. Creo que pocos personajes, tras dos siglos desde su aparición en la literatura, han perdurado en el tiempo y han dado pie a tantas adaptaciones cinematográficas, televisivas y en forma de videojuegos. Todos sabemos lo presentes que ambos están incluso hoy. 

Podría decirse que la primera adaptación a nuestros días del famoso detective fue en la serie de televisión House, donde un controvertido médico adicto a la vicodina utiliza sus habilidades deductivas para diagnosticar a sus pacientes, estando siempre muy presente, la figura de su mejor y único amigo el doctor Wilson. 

Luego han venido las dos películas Sherlock Holmes y Sherlock Holmes: Juego de Sombras, aunque ambientadas en la época original de los personajes, muestran a un Sherlock y a un Watson muy diferentes y menos comedidos con grandes dotes para el combate.

Pero las dos series que de verdad han actualizado a este icono de la novela negra son: Sherlock, serie británica del 2010 en el que Holmes se mueve en la Londres actual junto a Watson resolviendo casos basados en las novelas más largas de Doyle, y Elementary, serie estadounidense del 2012 que aprovechando el tirón de la primera han hecho su propia versión ambientada en Nueva York en la que, por primera vez, se nos presenta a Watson como una mujer oriental, así como otro personaje que no desvelaré. Un cambio bastante drástico, aunque la premisa de la serie sigue siendo la misma: resolver casos cada cual más extraño que el anterior mediante la deducción. 

Volviendo al tema inicial de esta entrada, se rumorea que la Paramount podría querer hacer un remake del Secreto de la Pirámide. Se dice que quieren que Evan Spiliotopoulos se haga cargo del guión pero como digo sólo son rumores que el tiempo ya se encargará de confirmar o desmentir.

Aquí les dejo un trailer de la película:




Mientras tanto, yo me quedo con tan gran película que a pesar de los años que han pasado desde su estreno, aún me sigue atrapando y dejando pegada al televisor. Una aventura muy bien escrita e interpretada que te absorbe y entretiene de principio a fin.









Título: El Secreto de la Pirámide
Autor: Arnold, Alan
Editorial: Versal
Año: 1986
Género: Literatura Juvenil, Ficción, Fantasía, Suspense
ISBN: 9788486311247
Idioma: Español
Idioma Original: Inglés


Argumento: En su primer caso de asesinato, un brillante Sherlock Holmes de 16 años, se ve envuelto en una peligrosa aventura. Junto a su amigo Watson buscan por Londres al asesino de su excéntrico profesor muerto en extrañas circunstancias.

4 comentarios :

  1. Hola ^^ antes me dejaste un comentario en el blog, solo quiero que sepas que ya te afilié.Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por afiliarme, pásate cuando quieras.

      Eliminar
  2. muchos hablan de que harry potter tiene cosas tomadas de el secreto de la piramide, y debe ser cierto. son muchos los lugares de internet donde se menciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay ciertas similitudes en algunas cosas pero creo que son meras coincidencias, porque aunque adoro esta película Harry Potter es mucho Harry. Muchas gracias por pasarte y por tu comentarios Anónimo. Saludos!!!!!

      Eliminar

Un blog se nutre de vuestros comentarios y para mí es un placer saber lo que opináis, así que os pido que siempre que queráis dejéis aquí vuestras impresiones.